La convivencia y el conflicto escolar, bullying…

Publicado por: Liliana Paucarcaja Rojas

La escuela, como institución educativa, es una formación social está formada a partir de la sociedad y a la vez expresa a la sociedad. Lo que se habla en cada escuela, es el lenguaje particular de la sociedad. Por tal motivo, no es indiferente a la grave crisis socio política en la que está inmersa y que como ciudadanos nos afecta.

La escuela por ser una institución al servicio de la comunidad, está permeada por los efectos producidos en las situaciones sociales propias de cada contexto. De allí que estas condiciones particulares influyan tanto en la singularidad de cada uno de los actores como también en el colectivo institucional que conforman, y se pone de manifiesto en hechos concretos y observables.

Se debe tener en cuenta que la convivencia consiste en habitar un espacio o época con otros. Enmarcando el concepto en el ámbito escolar, este hace referencia al conjunto de relaciones interpersonales en el centro entre todos los miembros de la comunidad educativa. Es decir, las interrelaciones entre los diferentes integrantes que forman la comunidad escolar y que influyen significativamente en el desarrollo ético, socioafectivo e intelectual de los estudiantes.

Por otra parte el conflicto escolar posee varios matices y todos relacionados con violencia. Entendida como el daño real, la intención o amenaza de llevar a cabo daño o perjuicio a una o más personas”. Del mismo modo, esta se relaciona con el comportamiento que puede causar daño o miedo a otra persona tales como el acoso o la persecución. Es importante comprender que: “el daño resultante infligido a la víctima no es definitorio en sí mismo del acto violento. Al contrario, el acto es violento en sí mismo”

la violencia escolar se genera en el contexto de las relaciones propias de la comunidad educativa y en el ejercicio de los roles de quienes la conforman: padres, alumnos, docentes, directivos. Este tipo de violencia es el producto de mecanismos institucionales que constituyen prácticas violentas y/o acentúan situaciones de violencia social. Esta se manifiesta por medio de acoso, hostigamiento, maltrato, las agresiones físicas o amenazas de agresión, los hechos de discriminación, los robos y hurtos en el escenario escolar. Así mismo, el vandalismo, la portación, exhibición o uso de armas blancas o de fuego en escenarios escolares y el acceso, distribución o consumo de drogas (en particular de drogas ilegales) son tipificados como expresiones del conflicto escolar.

En las instituciones educativas existen una serie de factores relacionados con el conflicto escolar. Estos comportamientos, situaciones o actitudes hacen que se generen o pululen estas manifestaciones negativas que influyen en el deterioro de la sana convivencia. Entre ellos están:
La inconsistencia por parte de los docentes o directivos, la falta de claridad o arbitrariedad en las reglas o en su aplicación, las operaciones ambiguas o indirectas ante la inconducta (Por ejemplo: utilizar las calificaciones como sanción ante la inconducta), el desacuerdo entre los agentes del sistema escolar en cuanto a la existencia, el contenido o la aplicación de las normas, la falta de respuestas a la inconducta persistente, la irrelevancia de las normas desde el punto de vista de los alumnos, la existencia de relaciones conflictivas entre docentes y directivos, una dirección inactiva o ausente, bajos recursos y tamaño (expresado en la relación número de estudiantes por docente).

El conflicto escolar es cuando la violencia se da entre pares de escolares (estudiantes) donde existen condiciones de desequilibrio. Este hecho recibe el nombre de bullying, términos relacionados con: el acosar, el agredir, el intimidar o el victimizar. Para ampliar el concepto, el bullying designa la situación en la que un estudiante es acosado o victimizado de manera repetitiva con acciones negativas por uno o más compañeros. Este fenómeno se caracteriza por: “una relación de poder asimétrica, un desequilibrio de fuerzas; donde el estudiante expuesto a las acciones negativas tiene dificultad para defenderse, y en cierta medida se siente inerme ante el alumno o los alumnos que lo acosan de manera sistemática durante un periodo de tiempo”

El ‘bullying’ se constituye en una forma negativa de socialización en la que se entabla una relación de víctima – agresor. Esta relación genera comportamientos específicos en los involucrados. De allí que el agredido presente dificultad para reaccionar y refleje algún rasgo en su temperamento o carácter que sea interpretado como señal de vulnerabilidad. La ansiedad, la inseguridad o la tristeza hacen que el victimario perciba a la víctima como un ser incapaz de defenderse.

Por otro lado, el victimario expresa el deseo de dominar para satisfacer una necesidad de control que, a su vez, lo cual es una manifestación de situaciones más complejas como problemas familiares o frustraciones. Él ha construido un modelo de agresividad que no le permite resolver asertivamente los conflictos que se le presentan ya que no es consciente del daño generado debido a su incapacidad de colocarse en los pies del otro, carece del principio de alteridad. Frecuentemente, el agresor es apoyado por un grupo y es producto de ambientes muy rígidos o muy permisivos.

Esta forma de violencia se puede presentar de forma directa o indirecta. El acoso directo son los ataques relativamente abiertos a la víctima mientras que el indirecto se hace evidente en el aislamiento social y la exclusión deliberada a la víctima de un grupo.
A manera de conclusión, hay que aclarar que el bullying no se produce cuando estudiantes que comparten similares características físicas o psicológicas se enfrentan para solucionar sus dificultades y divergencias, ya sea a través de discusiones o peleas. Estas son solo estrategias que utilizan las personas en igualdad de condiciones físicas y psicológicas para zanjar diferencias y que terminan sin consecuencias al solucionarse el conflicto.

Potenciar el liderazgo y llevarlo a la acción

MAESTRIA: Liderazgo Desarrollador
MATERIA: El liderazgo como potencia y liderazgo como acción

ALUMNO: Heraclio Lara Vaca (heraclio.lara@yahoo.com.mx)

AREA DE TRABAJO: Subgerencia Regional de Producción Central

MAESTRO: Luis Francisco Martínez Ruíz ( luis.martinez@ices.edu.mx )
TAREA: Articulo “Potenciar el liderazgo y llevarlo a la acción”

23 de Septiembre de 2013

Potenciar el liderazgo y llevarlo a la acción
Empezaremos definiendo de una manera muy simple que es un líder, es aquella persona capaz de lograr los objetivos y/o metas de una organización a través de otros, utilizando para ello un poder de influencia que hace que las personas estén convencidas de seguirlo. La influencia es lo que todo líder quiere llegar a tener sobre los demás y para que pueda ejercerla debe tener una habilidad llamada persuasión que es la capacidad de unas personas para mover la voluntad de otra persona a la acción, dándole todos los argumentos y si esta acepta que el problema es real y queda convencida actuara en consecuencia.
Previo a definir cuáles son las acciones que llevan a potenciar el liderazgo, debemos entender que el origen del liderazgo surge del interior de las personas, sabemos que existen capacidades y habilidades que se pueden desarrollar para ejercer el liderazgo.
Como se potencia el liderazgo?
Son todas aquellas habilidades que un líder desarrolla y estas quedan en potencia es decir están intrínsecamente en el líder cuando este deja de ejercer el liderazgo y son:
• Habilidad Política.- Es la habilidad que tiene el líder de generar una idea y llevarla a la práctica
• Ser productivos.- Es una habilidad de capacidad que adquieren los lideres para que las cosas sucedan
• Que los seguidores se sientan poderosos.- Esto habilidad se logra haciendo el uso efectivo del poder
• Ganar poder político.- Es la posibilidad de convertirse en líder efectivo y adquiere con esto capacidad de gestión
• Ganar poder.- Es la habilidad que tienen ciertos líderes de movilizar los recursos y gestionar la Información para lograr lo que quieren. Los líderes ganan poder y son poderosos cuando interceden por otras personas y les ayudan a resolver y no se quedan en el intento, los líderes poderosos son los que consiguen y logran las mejores posiciones para sus seguidores.
La fuerza del poder personal cuenta de cuatro elementos que nos van a servir para construirlo y son;
• Pericia.- Percepción que tienen de ti, toda la parte que nos da la experiencia la educación, que posea conocimiento poseerá poder.
• Atractivo personal.- Tienen poder por que tienen una personalidad carismática, manera de ser, de hablar de hacer las cosas, tienen una característica que son carismáticos.
• Personas esforzadas.-Dan más del tiempo que pedimos son personas efectivas son personas que sabemos que harán lo necesario para cumplir con los encargos, es una gran fuente de poder
• Legitimidad.- El comportamiento de la persona debe ser congruente con los valores de las organización y este comportamiento es lo que nos da poder, inspira aceptación de las personas el no se debe vivir de una manera incongruente con lo que decimos y hacemos.
Existe otra de fuente de poder que está relacionada con el puesto y tiene las siguientes características:
• Centralidad.- Es la capacidad del Puesto que nos permite tener acceso a la información vasta e importante y entre más información se tenga para compartir más poder tenemos
• Formar parte de una red social.- dentro y fuera de la organización teniendo contacto con las personas y compartir información.
Pasando del liderazgo potencial al liderazgo de la acción.
Un líder que ejerce el liderazgo se dice que está en acción en ejercicio pleno del poder, aplicando todas las habilidades adquiridas, para ejercer influencia en otras personas y lograr que estas muevan su voluntad a la acción,
Conclusión
Lo más difícil en el ser humano es la interacción con las personas, el persuadir, mandar y que lo sigan u obedezcan implica un gran poder de persuasión y convencimiento de sus seguidores, para el logro de los objetivos y metas planteadas por su líder, que finalmente los llevará a una mejor calidad de vida y/o felicidad que es lo que finalmente el hombre busca. Para ejercer el liderazgo (liderazgo en acción) el solo poder con la sola autoridad no basta, debemos convertirlo en influencia para lograr que los colaboradores hagan lo que yo quiero con consentimiento no con resentimiento, que cuando solo se usa el poder con autoridad. Una característica de las más importantes que en mi opinión que los líderes deben desarrollar para ejercer el poder es el arte de mandar, en ella radica la parte sustantiva del líder. Porque razón digo eso, generalmente los seguidores aprecian que el líder los mande bien sin doblegarlos ni quebrantarlos, el líder debe buscar que se adhieran voluntariamente a los actos necesarios del grupo.
Finalmente podemos decir que los líderes son personas normales ORDINARIAS, pero que ante las circunstancias tales como los retos, desafíos y necesidades detonaron sus grandes potencialidades (líder en potencia) emergiendo como verdaderos gigantes al realizar cosas EXTRAORDINARIAS. Un hombre sin ideales, sin pasión en su actuar y vivir, es alguien que sin duda está desperdiciando su existencia

Un ataque limitado y pendiente

EE.UU. no ha perdido su gusto por guerrear, pero lo malo es que, en su ambición de gobernar el mundo y su economía, nos arrastra a los demás a la guerra perpetua. Ahora se trata de Oriente Medio: concretamente quiere y desea comenzar una guerra con Siria. El ataque a Siria, si se pone en marcha, sería en contra de la opinión de los estadounidenses y sin el beneplácito de la Comunidad Internacional. Barack Obama defiende y proclama un “ataque limitado” contra la nación árabe, llevando la muerte…

Muy poco ha hecho hasta estos momentos la Comunidad Internacional en lo tocante a los crímenes de derecho internacional cometidos en Siria durante los más de dos años de guerra civil

Llevando la muerte, y esta vez sobre Siria, los norteamericanos -una vez más- tratan de lanzar cohetes tomahawk sobre objetivos militares -según dicen ellos-. La población siria se podría haber librado posiblemente de los gravísimos abusos que sufrió si hubiera intervenido la Corte Penal Internacional y ésta hubiese procedido a congelar los bienes del presidente Assad.

Poco o muy poco ha hecho hasta estos momentos la Comunidad Internacional, tocante a los crímenes de derecho internacional cometidos en Siria durante los más de dos años de guerra civil. Hemos de comprender que, sin intervención o con ella, Siria está en punto muerto… Más o menos donde se encontraba hace dos años.

Hemos de comprender que Oriente Medio se puede convertir nuevamente en un polvorín a punto de estallar, tras el golpe militar de Egipto y la intervención posible de Irán (a punto de fabricar armas nucleares).

La guerra civil en Siria sigue su curso normal: se matan hermanos contra hermanos, como ocurre siempre en la guerras civiles a las que ya estamos acostumbrados, muy a pesar nuestro… En nuestro caso particular, los suníes contra los chiíes que es, en cierto modo, la rivalidad entre Arabia Saudita e Irán. El conflicto de Egipto puede calificarse como de naturaleza política, no precisamente religiosa.

La rebelión contra El Asad, mírese como se mire, es legítima. El levantamiento del pueblo sirio tiene connotaciones muy similares a las del pueblo egipcio o tunecino. Sin embargo, la intervención militar limitada puede que no sea una verdadera salida para Siria. El Asad y sus huestes lograrían lo que están deseando: que finalicen las negociaciones con EE.UU. y Rusia. Podemos imaginar que el supuesto empleo de armas químicas por parte de Siria, podría ser una estratagema astuta buscada por El Asad. Un posible ataque aliado significaría un apoyo inmediato de Rusia, enviando armas para la muerte… En la próxima guerra -quizá me equivoque en mi pronóstico- saldrán beneficiados los grupos incontrolables de Al Qaeda. En un mundo complejo como en el que nos encontramos y en un Oriente Medio lleno de incertidumbres, nos conviene a todos que Irán funciones como un Estado, más nunca como un movimiento chií ambicioso y desestabilizador, que nunca respetaría los tratados internaciones, ni por todo el oro del mundo.

El supuesto empleo de armas químicas por parte de Siria podría ser una estratagema astuta buscada por El Asad, pues un posible ataque aliado significaría un apoyo inmediato de Rusia

Estados Unidos cuenta con sus aliados tradicionales: Arabia Saudí, Israel, Turquía, monarquías del golfo Pérsico y Francia. Los países nombrados tienen intereses distintos. Sabemos que Arabia Saudita no quiere saber nada de los hermanos musulmanes de Egipto. Israel, en cambio, opta por que se respete la estabilidad de la frontera del Sinaí. Tiene Israel otro punto pendiente de resolver: las negociaciones con Palestina.

Los presidentes de EEUU, Barack Obama, y Francia, François Hollande, y el primer ministro británico, David Cameron, decidieron, a última hora, unir sus esfuerzos a los de China y Rusia, al objeto de que Siria entregue su arsenal de armas químicas a la comunidad internacional. Esto va a ser harto difícil de conseguir. Hemos de comprender que nadie conoce cuántas armas químicas tiene Al Asad, entre las que se podrían encontrar el agente químico VX, gas sarín, gas mostaza, etc. Y sacarlas del país sería un gran problema.

Los militares van a la guerra en función de decisiones políticas acertadas o desacertadas, pero van.

“Contigo a la guerra no quiero ir no quiero ir contigo a la guerra no quiero ir, no quiero ir. Porque a la guerra se va a pelear, se come muy mal, se duerme en la tierra (…)” Esther Araque Comino, Contribución al Cancionero de Alcázar de Sanjuán, Año 2000 (Canciones de quintos y soldados)

Quizás esto deberían contestar los soldados americanos, quienes posiblemente, y en fechas próximas, serán enviados a luchar en tierras de Siria, pero no lo harán: son caballeros y militares.

Tanto las fuerzas gubernamentales como los grupos opositores radicalizados siguen multiplicando los crímenes de guerra cometidos en Siria

EE.UU. y Rusia están discutiendo en Suiza el plan de desarme sirio. Barack Obama dijo que “responder a un ataque químico es una obligación moral”. Supuestamente es cierto que tanto las fuerzas gubernamentales como los grupos opositores radicalizados por la infiltración de combatientes extranjeros, siguen multiplicando los crímenes de guerra en Siria -tales como violencia sexual-. Todo esto está corroborado por un informe elaborado por la Comisión de investigación de la ONU. Dicho informe también nos participa que “las fuerzas gubernamentales y progubernamentales siguen realizando amplios ataques entre la población civil: asesinatos, violencias, torturas y desapariciones forzadas, considerados todos ellos crímenes contra la humanidad”.

El Secretario General de la ONU (Organización de Naciones Unidas), Ban Ki-moon, ha manifestado que “las atrocidades cometidas en Siria, representan un fracaso colectivo de la Comunidad Internacional”.

También existe otro comunicado del presidente François Hollande, en el que declara que “su país seguirá movilizado para castigar la utilización de armamento químico por parte del régimen de Damasco y disuadirle de reincidir”.

Barack Obama, presidente de los Estados Unidos de América, ha dicho últimamente que “tenemos obligación moral de responder al ataque con armas químicas”. Está muy bien lo que manifiesta el señor Obama, en relación con “tenemos obligación moral de…”. Se olvidó de decir el bueno de Obama que, siendo EE.UU. el primer país productor de armas del mundo, necesita experimentar estas armas de la muerte sobre seres humanos.

La historia se repite para mal de muchos y bien de unos pocos privilegiados que comercian con el hambre y la miseria de la mayoría de los pobladores de la tierra. Es duro lo que digo, pero no por eso menos cierto.

“La historia se repite para mal de muchos y bien de unos pocos privilegiados que comercian con el hambre y la miseria de la mayoría de los pobladores de la tierra”

Porque, hoy por hoy, nos encontramos con que el hombre/mujer sigue siendo un fiera contra el hombre/mujer. Entiende uno que los animales matan para comer, para alimentarse y no morir de inanición. Y es que el hombre es una fiera contra el hombre, porque los animales matan para alimentarse, pero los seres humanos matamos y torturamos por el mero placer de torturar y matar, haciendo sufrir -con nuestros actos– a los más débiles, y les vemos llorar lágrimas que se vuelven hielo: lágrimas de invierno.

Quizá fue un error el comenzar la Guerra de Irak (costosa en medios económicos y, sobre todo, lo que es peor, en vidas humanas) y la Guerra de Afganistán; quizá fue un error el imbuir en nuestras mentes una política falsa del ‘miedo por el miedo’; quizá fue un error –cometido por nuestra parte– el seguir y practicar el sistema económico y político –ambos marchan al unívoco– representado por EE.UU.

Montesquieu, filósofo francés, nos dejó escrito en su libro ‘El Espíritu de las leyes‘ que “dos naciones que comercian mutuamente se tornan recíprocamente dependientes, pues una tiene interés en comprar, la otra tiene interés en vender, y de esta manera su misión se basa sobre sus necesidades mutuas”.

La Coruña (España), 11 de octubre de 2013

Mariano Cabrero Bárcena es escritor

Torre de Hércules :El faro que alumbra al mundo entero, desde la ciudad de La Coruña(España), y donde nadie es forastero…

LA CREATIVIDAD EN LA SOLUCION DE CONFLICTOS

AUTORA : LILIANA PAUCARCAJA ROJAS

En los tiempos actuales, de acelerados cambios y transformaciones globales donde surgen y evolucionan constantemente nuevos conocimientos y tecnologías, exige al hombre estar preparado para afrontar estos cambios mediante el desarrollo de determinadas cualidades y habilidades que le puedan permitir enfrentarse a los retos de la sociedad.

El hombre se encuentra frente a problemas de diversa índole que se le presentan y que requiere del desarrollo de su creatividad para resolverlos. Y como seres sociales que se interrelacionan, también necesitan solucionar y transformar su entorno, su contexto, en busca de una mejor calidad de vida. Más aún en estos tiempos de cambios rápidos y complejos que la sociedad moderna y la tecnología imponen.
La creatividad es una de las capacidades más importantes y útiles del ser humano porque es aquella que le permite, justamente, crear e inventar nuevas cosas a partir de lo que ya existe en el mundo. Si tenemos en cuenta que el ser humano se caracteriza por adaptar la naturaleza y lo que lo rodea a sus necesidades, comprenderemos por qué entonces en esto es central la creatividad: la capacidad de pensar en algo nuevo y mejor es lo que hace que la sociedad y la civilización humana avance en definitiva hacia nuevas y mejores formas. Y si esto lo aplicamos al campo educativo veremos que en las escuelas se presentan distintas situaciones conflictivas que requieren la aplicación de ideas novedosas y originales.

Para el desarrollo de la creatividad en los estudiantes, mediante la solución de conflictos, es necesario que éstos dominen conocimientos básicos, posean habilidades sociales y muestren motivación e interés por aprender a relacionarse con los demás y de esta manera dar solución a los conflictos de su contexto y realidad.

Debido a que vivimos en una sociedad en pleno desarrollo, los conflictos están cada vez más presentes. Por eso, el objetivo de este trabajo consiste en reflexionar sobre dicho problema, realizando, por una parte, un estudio teórico sobre el fenómeno del conflicto, y por lo tanto, conociendo el origen, los tipos de conflicto, las teorías, los mecanismos de activación y de desarrollo, las variables desencadenantes y los factores psicosociales.

Cabe destacar como eje principal del conflicto la dimensión interpersonal, al considerar la implicación de dos o más individuos que mantienen diferencias ante alguna situación. Analizar el conflicto es analizar relaciones no pacíficas, si bien hay algunas posturas que señalan que la vertiente más positiva del conflicto es que permite el cambio social.

Cuando se origina un conflicto hay que considerar la predisposición que tiene el individuo para provocarlo, el grado de dominio de estrategias de afrontamiento del conflicto, como funcionan en dicho individuo los procesos atributivos e interpretativos de información, los estilos de comunicación y de competencia, el mecanismo que utiliza cada persona para formar impresiones, los procesos que intervienen en la construcción de la identidad y las teorías sobre la violencia. De este modo, puede originarse, por ejemplo, un conflicto entre una separación matrimonial por mantener la custodia de los hijos. Las posibilidades de resolver dicho conflicto van a depender básicamente de cómo es capaz cada una de las partes de afrontar el conflicto, entrando así en juego la empatía y las emociones que provoca dicha situación; la información recibida y la buena interpretación de la misma, donde destacamos los sesgos perceptivos o las tendencias a equivocarnos cuando interpretamos incorrectamente las situaciones, el grado de dominio que se posee sobre habilidades en la comunicación y el nivel de respuesta mediante la aplicación o no de conductas violentas.

El proceso de solución de conflictos, en los docentes de la escuela se expresa mediante un modelo, el cual promueve las relaciones sociales que se originan en el colectivo escolar dentro de la institución, sin obviar la acción de los demás agentes educativos. Toma en cuenta la unidad dialéctica entre socialización e individualización, por otro lado, combina armónicamente los intereses individuales y sociales en la proyección y formación de la convivencia en la institución educativa, desde el accionar de la supervisión educativa.
En cualquier caso, los conflictos deben tener presente los siguientes aspectos estructurales: las metas, es decir, saber cuáles son los fines que pretenden alcanzar las diferentes partes, y por ello hay que considerar que los objetivos incompatibles afectarán a las consecuencias o solución del conflicto de un modo más o menos pacífico; el contexto o lugar en que se produce el conflicto también lo determinará sustancialmente; las partes o individuos que intervienen en el conflicto, es decir, saber el número de partes y los componentes de cada una de ellas; las relaciones de poder de las que dependen los recursos que se usen en el conflicto; el patrón o tipo al que pertenece el conflicto; las expectativas, ya que cada parte del conflicto realizará una evaluación del mismo en consonancia al nivel de expectativas mantenidas; los ejes del conflicto constituidos por inclusión, control y afectividad; así, se valora si el conflicto se desarrolla dentro o fuera del grupo, con qué nivel de control o poder y con qué grado de cercanía; la vivencia o percepciones que se ven afectadas por el conflicto y que pueden estar sesgadas por su amplia fuerza subjetiva; el desencadenante o hecho que provoca el conflicto; el ciclo o evolución del conflicto; los métodos o estrategias utilizadas; normas o conductas, fruto de un consenso, que regula el conflicto; estilos de disputa; consecuencias y complejidad del conflicto.

LOS CONFLICTOS EN EL AMBITO ESCOLAR

Publicado por Liliana Paucarcaja Rojas

El término conflicto se puede definir como una situación en la que dos o más personas entran en oposición o desacuerdo de intereses o posiciones y la relación entre las partes puede terminar deteriorada en distintos grados. Las emociones y sentimientos que nos pueden acercar a algunas personas, también nos pueden provocar rechazo y generar una mala relación con otras.
Un conflicto se produce cuando hay un enfrentamiento de los intereses o las necesidades de una persona con los de otra, o con los del grupo, o con los de quien detenta la autoridad legítima. El conflicto supone la pugna entre personas o grupos interdependientes que tienen objetivos incompatibles, o al menos percepciones incompatibles. Esto nos lleva a un grupo de situaciones derivadas de la propia convivencia que son proclives a la aparición de conflictos, especialmente cuando aquella se produce en entornos más o menos cerrados y con unos roles diferenciados en función de la edad y de las responsabilidades. Un caso claro lo constituyen los centros educativos.
En un conflicto participan:
– Los protagonistas y las personas secundarias, es decir, a quienes son protagonistas directos y aquellos que se sienten vinculados a la situación de manera indirecta.
– La relación de poder existente entre las partes, que puede ser de iguales o de subordinación, lo que puede requerir de un tercero que colabore en la resolución. La percepción que tiene cada protagonista del problema
– Las emociones y sentimientos de las partes, los que muchas veces no son claros y reconocibles a simple vista
– Los intereses y necesidades reclamadas por cada parte
No siempre los conflictos generan conductas de tipo delictivas, sino que en su mayor parte son confrontación de ideas, creencias y valores, opiniones, estilos de vida, pautas de comportamiento, etc. derivadas de la sociedad democrática en la que nuestros alumnos se desarrollan.

Los conflictos en el ámbito escolar se asocian con faltas o transgresiones de normas, las que son sancionadas por la autoridad. Sin embargo, no siempre es así; muchas veces los problemas surgen de la relación entre dos o más actores educativos y no siempre procede sancionar, sino generar condiciones para aclarar el conflicto y luego resolverlo.
Frente a una situación de conflicto, son varias las habilidades que se ponen en juego; la autorregulación, el control, el diálogo, la escucha, la empatía, la creatividad, entre otras. Las habilidades, actitudes, comportamientos y valores que se sustentan en el respeto por sí mismo y por los demás, constituyen un elemento vital para superar situaciones conflictivas.
El Ministerio de Educación, junto a los actores educativos, tiene como propósito promover, orientar y articular en un conjunto de acciones a favor de la formación y el ejercicio de los valores de convivencia en la cultura escolar; tales como el respeto por la diversidad, la participación, la colaboración, la autonomía y la solidaridad.
Por otra parte, la institución educativa está consciente de la necesidad de formar las nuevas generaciones de manera integral pretende integrar el contexto social y el interés en preparar a nuestros estudiantes para contribuir a la generación de conciencia ciudadana a partir del conocimiento de su contexto, de la vivencia de experiencias, el desarrollo de competencias y la formación de valores de tal forma que puedan actuar de forma responsable en la solución de conflictos; en la que los estudiantes puedan convertirse en el futuro en personas autónomas y conscientes en abordar los conflictos que se suscita en la sociedad.

Los adolescentes aprenden a relacionarse con otros, a enfrentar conflictos, armonizando sus propios derechos con el de los demás y a proponer soluciones a diferentes situaciones que se presentan en la vida cotidiana. Son una oportunidad para que se acerquen a otras experiencias y valores, así como para ampliar su red social. Manifestamos que la creatividad es la capacidad de crear, de producir cosas nuevas y valiosas.

Dos temas que van ligados son la convivencia escolar y prevención de conflictos, ésta se da en el marco del otro. El conflicto afecta las relaciones personales en la convivencia social. Para fines de la investigación se asume la siguiente definición: “Es el clima de interrelaciones que se produce en la institución escolar. Podríamos entenderla como “una red de relaciones sociales, que se desarrollan en un tiempo-espacio determinado (escuela), que tiene un sentido y/o propósito (educación y formación de los sujetos) y que convoca a los distintos actores que participan en ella (docentes, estudiantes, directivos y apoderados) a ser capaces de cooperar, es decir, operar en conjunto y acompañarse en la construcción de relaciones y vínculos entre sus miembros”. “La convivencia escolar se configura como un espacio relacional de cooperación y crecimiento” y se construye y reconstruye en la vida cotidiana”. De acuerdo a este concepto se trasluce la importancia que tiene la buena convivencia escolar se constituye en un pilar de la educación. El riesgo está que la convivencia escolar no sea armoniosa afectará al logro de los objetivos institucionales. Se parte de la ideas es que todas las personas somos potencialmente creadores y podríamos llegar a serlo mucho más, si se nos educara intencionadamente para ello. La creatividad es uno de los rasgos característicos y esenciales del hombre, que nos diferencia cualitativamente del resto de los seres de la naturaleza. El fenómeno de la creatividad es considerado en su esencia como el “descubrimiento o producción de algo nuevo que cumple exigencias de una determinada situación social. Esa misma creatividad puede aplicarse para promover una adecuada convivencia escolar tendiente a generar un buen clima institucional lejos del acoso escolar que, muchas veces, hace que la vida de ciertos escolares sea un tormento.

LA CONVIVENCIA Y EL CONFLICTO ESCOLAR

La escuela, como institución educativa, es una formación social está formada a partir de la sociedad y a la vez expresa a la sociedad. Lo que se habla en cada escuela, es el lenguaje particular de la sociedad. Por tal motivo, no es indiferente a la grave crisis socio política en la que está inmersa y que como ciudadanos nos afecta.
La escuela por ser una institución al servicio de la comunidad, está permeada por los efectos producidos en las situaciones sociales propias de cada contexto. De allí que estas condiciones particulares influyan tanto en la singularidad de cada uno de los actores como también en el colectivo institucional que conforman, y se pone de manifiesto en hechos concretos y observables.
Se debe tener en cuenta que la convivencia consiste en habitar un espacio o época con otros. Enmarcando el concepto en el ámbito escolar, este hace referencia al conjunto de relaciones interpersonales en el centro entre todos los miembros de la comunidad educativa. Es decir, las interrelaciones entre los diferentes integrantes que forman la comunidad escolar y que influyen significativamente en el desarrollo ético, socioafectivo e intelectual de los estudiantes.
Por otra parte el conflicto escolar posee varios matices y todos relacionados con violencia. Entendida como el daño real, la intención o amenaza de llevar a cabo daño o perjuicio a una o más personas”. Del mismo modo, esta se relaciona con el comportamiento que puede causar daño o miedo a otra persona tales como el acoso o la persecución. Es importante comprender que: “el daño resultante infligido a la víctima no es definitorio en sí mismo del acto violento. Al contrario, el acto es violento en sí mismo”
la violencia escolar se genera en el contexto de las relaciones propias de la comunidad educativa y en el ejercicio de los roles de quienes la conforman: padres, alumnos, docentes, directivos. Este tipo de violencia es el producto de mecanismos institucionales que constituyen prácticas violentas y/o acentúan situaciones de violencia social. Esta se manifiesta por medio de acoso, hostigamiento, maltrato, las agresiones físicas o amenazas de agresión, los hechos de discriminación, los robos y hurtos en el escenario escolar. Así mismo, el vandalismo, la portación, exhibición o uso de armas blancas o de fuego en escenarios escolares y el acceso, distribución o consumo de drogas (en particular de drogas ilegales) son tipificados como expresiones del conflicto escolar.
En las instituciones educativas existen una serie de factores relacionados con el conflicto escolar. Estos comportamientos, situaciones o actitudes hacen que se generen o pululen estas manifestaciones negativas que influyen en el deterioro de la sana convivencia. Entre ellos están:
La inconsistencia por parte de los docentes o directivos, la falta de claridad o arbitrariedad en las reglas o en su aplicación, las operaciones ambiguas o indirectas ante la inconducta (Por ejemplo: utilizar las calificaciones como sanción ante la inconducta), el desacuerdo entre los agentes del sistema escolar en cuanto a la existencia, el contenido o la aplicación de las normas, la falta de respuestas a la inconducta persistente, la irrelevancia de las normas desde el punto de vista de los alumnos, la existencia de relaciones conflictivas entre docentes y directivos, una dirección inactiva o ausente, bajos recursos y tamaño (expresado en la relación número de estudiantes por docente).
El conflicto escolar es cuando la violencia se da entre pares de escolares (estudiantes) donde existen condiciones de desequilibrio. Este hecho recibe el nombre de bullying, términos relacionados con: el acosar, el agredir, el intimidar o el victimizar. Para ampliar el concepto, el bullying designa la situación en la que un estudiante es acosado o victimizado de manera repetitiva con acciones negativas por uno o más compañeros. Este fenómeno se caracteriza por: “una relación de poder asimétrica, un desequilibrio de fuerzas; donde el estudiante expuesto a las acciones negativas tiene dificultad para defenderse, y en cierta medida se siente inerme ante el alumno o los alumnos que lo acosan de manera sistemática durante un periodo de tiempo”
El ‘bullying’ se constituye en una forma negativa de socialización en la que se entabla una relación de víctima – agresor. Esta relación genera comportamientos específicos en los involucrados. De allí que el agredido presente dificultad para reaccionar y refleje algún rasgo en su temperamento o carácter que sea interpretado como señal de vulnerabilidad. La ansiedad, la inseguridad o la tristeza hacen que el victimario perciba a la víctima como un ser incapaz de defenderse.
Por otro lado, el victimario expresa el deseo de dominar para satisfacer una necesidad de control que, a su vez, lo cual es una manifestación de situaciones más complejas como problemas familiares o frustraciones. Él ha construido un modelo de agresividad que no le permite resolver asertivamente los conflictos que se le presentan ya que no es consciente del daño generado debido a su incapacidad de colocarse en los pies del otro, carece del principio de alteridad. Frecuentemente, el agresor es apoyado por un grupo y es producto de ambientes muy rígidos o muy permisivos.
Esta forma de violencia se puede presentar de forma directa o indirecta. El acoso directo son los ataques relativamente abiertos a la víctima mientras que el indirecto se hace evidente en el aislamiento social y la exclusión deliberada a la víctima de un grupo.
A manera de conclusión, hay que aclarar que el bullying no se produce cuando estudiantes que comparten similares características físicas o psicológicas se enfrentan para solucionar sus dificultades y divergencias, ya sea a través de discusiones o peleas. Estas son solo estrategias que utilizan las personas en igualdad de condiciones físicas y psicológicas para zanjar diferencias y que terminan sin consecuencias al solucionarse el conflicto.

Los españoles se sienten desfraudados

OPINIÓN / Decenas de casos de corrupción copan los medios de comunicación relacionados con la práctica totalidad de los partidos y manchando la credibilidad de la clase política en su conjunto

Los españoles se sienten defraudados, y sed de justicia reclaman ante la trayectoria reciente de escándalos, sobornos, comisiones suntuosas y abusos… de muchos políticos españoles. Tanto de las autonomías como de ciertos ayuntamientos, quienes aprovechándose del momento de incertidumbre en que se encuentra la Unión Europea -y viéndose con las manos libres-, se han llevado y se llevan (hoy por hoy, quizá menos) el ‘gato al agua’, llenado su bolsillos con los dineros del pueblo español.

“¿Se puede salvar algún político español? Uno entiende que pocos son honrados, aquellos que cumplan con la palabra que dieron. Si no lo hacen les queda siempre una buena salida: ¡dimitir!”

Uno se pregunta cuando acabarán los escándalos de toda índole de una vez por todas. Todo esto está creando una sensación de malestar del pueblo español hacia la clase política en general, y hacia ciertos políticos -por así llamarlos- en particular. En el ambiente está flotando una nube negra, que en su interior lleva a Luis Bárcenas -ex tesorero del PP-, quien ha de responder ante la justicia española sobre el pago de sobresueldos en dinero negro a ciertos políticos españoles presuntamente. No puedo olvidarme del caso Gürtel, el escándalo de los ERE, que versa sobre la manera ‘sui géneris’ ( muy especial) de conceder ayudas públicas en la Comunidad de Andalucía, etc., etc.

Y hemos de comentar que la Audiencia Nacional ha decidido que sea el juez Pablo Ruz quien haya de tomar las decisiones pertinentes sobre los ‘papeles’ del susodicho Bárcenas. Y dicha nube negra mencionada con anterioridad, que no será la última, también expulsa de sus adentros posibles estafas que aún quedan por descubrir.

¿Se puede salvar algún político español? Uno entiende que pocos políticos son honrados, es decir, que lo son aquellos que obren según sus obligaciones, y cumplan siempre con la palabra que dieron. Si no lo hacen les queda siempre una buena salida: ¡dimitir!, mejor antes que después. Y esto lo comento a la vista de tantas imputaciones de que son objeto en los momentos actuales buenos políticos de turno.

Quizá estos comportamientos anteriores son los culpables, y en cierta medida, de que los españoles nos saltemos las leyes el mayor número de veces posibles, e intentemos defraudar y estafar a nuestro propio Estado. Porque él -el actual Gobierno del PP- nos engaña con frecuencia y, desde luego, sin cumplir un ápice con su Programa Electoral presentado a las elecciones generales de España de 2011. También el ex presidente Rodríguez Zapatero nos engañó cuanto quiso, el buen señor.


“El Presidente del Ejecutivo, señor Rajoy, no desea saber nada del Parlamento español, ni de la oposición, incumpliendo sus promesas dadas a los españoles”

Lo último y lo más triste sería que, por imposición de la Troika (formada por el Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo y la Comisión Europea), el Ejecutivo en funciones del PP -léase el señor Rajoy- nos penalizase con impuestos sobre nuestras cansadas y tristes cartillas de ahorro, con nuestras monedas guardadas a lo largo de nuestras vidas, que son los ahorros que nos costaron no pocas lágrimas de sudor y sí muchas privaciones voluntarias, para que nuestros hijos/as se educasen para ser personas el día de mañana. ¿Cómo es posible que la población española no esté indignada y contrariada? Lo está, tiene motivos para ello, y a mucha honra.

El presidente del Ejecutivo, señor Rajoy, está gobernando a su manera, escabulléndose de la prensa un día sí, otro también y mañana… ¡ya veremos! Se basa principalmente en que tiene mayoría absoluta de parlamentarios, lo cual le permite legislar mediante decretos-ley, nos guste o nos disguste: así de sencillo. No desea saber nada del Parlamento español, ni de la oposición, incumpliendo sus promesas dadas a los españoles. El PP es un partido democrático, pero a su manera: sobre sus formas y sus fondos habría mucho que discutir.

En nuestro caso concreto, y en España, las personas que ocupan cargos nombrados por el PP -partido con mayoría absoluta salida de las urnas-, si por alguna razón votan en conciencia, sobre cualquier tema de actualidad (supresión de diputaciones provinciales, de más de la mitad de los ayuntamientos, modificación de la Ley Electoral, la posible ley por la que los sueldos de los políticos tuviesen un techo monetario y racional, y que ellos mismos no se puedan aumentar sus emolumentos en las cuantías que consideren oportunas -aunque el PP no está por la labor de los extremos últimamente mencionados-), aquellos que lo hiciesen serían expulsados automáticamente del partido. Y es que uno se pregunta qué dice la señora Merkel de todas estas fugas, autorizadas, de los dineros españoles. ¡Nada!, amigos míos… Uno piensa: ¡qué se mueran los feos!, pues todos los hombres somos un poco feos, y las mujeres ninguna es fea, a lo sumo menos guapas.

Si existen gentes (personas) en los prolegómenos del siglo XXI que mueren de y por hambre, que no pueden estudiar por ser pobres, o que no tienen unas tristes viviendas donde cobijarse, o que son perseguidos por sus creencias religiosas, o que se visten de la misma manera haga frio o calor, o que cuando emite su propia luz el sol sólo ven sombras, o que conviven siempre junto al dolor sin haber experimentado el placer de vivir… entonces hemos de convenir que aquellas aunque en paz, siempre llevan sus corazones viviendo en guerra: la guerra de sus sufrimientos.

“Si los diputados del partido popular en alguna ocasión votasen en conciencia saltándose la disciplina de partido, serían expulsados automáticamente del PP”

Partiendo de la premisa bien sabida -por todos nosotros- de que la democracia es el gobierno de la mayoría, llegamos a la conclusión de que esa mayoría ha salido de las urnas -votos de mujeres y hombres mayores edad: con dieciocho años cumplidos-, y como consecuencia los gobiernos no pueden dirigir los países a su antojo (Hitler -ese enfermizo y lunático hombre político, quien más tarde se convirtió en uno de los mayores dictadores que han existido en la faz de la tierra- llegó al poder por el pacto de la mayoría: mediante las urnas y los pactos: urnas y votos, pactos y votos).

Bien es sabido que existe una picaresca española, sin duda, que sabe criticar (no sé el porqué) a quien no posee, digamos, una ‘industria’ cualquiera, en un mundo marcado por una distancia profunda entre los ricos y los pobres. Es decir: entre los que tienen mundo y los que nada tienen. La corrupción española nos ha llenado de nuevos ricos, que generaron muchos pobres: los sin techo y los sin pan, que son, hoy por hoy, tantas y tantas personas, que habitan nuestra ‘piel de toro’ llamada España: ¡quién te ha visto y quién te ve!

La Coruña, 17 de abril de 2013

Copyright Mariano Cabrero Bárcena es escritor





  •