MENTES INQUIETAS es un blog no apto para mentes estáticas






Estado de salud bucal de la población geriátrica urbana de Cifuentes.2005-06.

Publicado por el de de a las

ИконописAutores: Dra. Haydée Rosales Gacives.

Dra Maria Eugenia Bolufé

Dr Abilio Salgado Perez

Dra María De los Ángeles Rodríguez González

Mileydis Alvarez  Romero

RESUMEN

Se realizó un  estudio  descriptivo de corte transversal en el área de salud urbana  del Policlínico Docente “Juan  B. Zayas” del municipio Cifuentes en el período comprendido entre octubre 2005-septiembre 2006, para determinar el estado de salud bucal de la población geriátrica de ésta área. El universo de trabajo estuvo constituido por 1744 ancianos del cual se extrajo una muestra de 360 gerontes pertenecientes a 8 consultorios del área de salud. Se aplicaron diferentes instrumentos clínico-epidemiológicos de la estomatología general integral, como encuestas de salud buco dental, de conocimientos y satisfacción realizadas a los pacientes en sus hogares. La información  obtenida se sintetiza en tablas y gráficos pudiéndose determinar que en este grupo de edad predomina el  sexo femenino, la mayor parte de la población son jubilados, detectándose que el nivel de conocimiento es malo. Se determinó incidencia de factores de riesgo, siendo los que más influyen: la  experiencia anterior de caries y la deficiente higiene bucal. La mayoría de los adultos estaban enfermos. El principal problema bucal detectado fue la dificultad masticatoria y la lesión más frecuente la estomatitis subprotesis. Esta población considera la pérdida de dientes como un fenómeno propio del envejecimiento. No está satisfecha con los servicios recibidos, predominando los pacientes con necesidad de prótesis. Por todo lo anterior recomendamos elaborar programas de intervención encaminados a lograr un mejoramiento en la salud bucal de la tercera edad.

ÍNDICE

Página
Introducción ………………………………………………………………… 1
Objetivos ……………………………………………………………………. 4
Material y Método ………………………………………………………….. 5
Análisis y discusión de los resultados …………………………………… 18
Conclusiones ……………………………………………………………….. 34
Recomendaciones …………………………………………………………. 35
Bibliografía ………………………………………………………………….. 36
Anexos.

INTRODUCCION

El envejecimiento es un proceso natural, que arbitrariamente puede decirse que inicia al terminar el período de crecimiento, pero que varía de un individuo a otro, y aún entre los diferentes tejidos del organismo. Aunque el interés por los cambios que ocurren con el envejecimiento puede rastrearse hasta tiempos de Aristóteles, su estudio sistemático y científico es relativamente nuevo. La biología del envejecimiento tiene una historia reciente, prácticamente iniciada en el presente siglo. En efecto, uno de los primeros estudios publicados sobre el tema data de 1904, cuando Meclvikov  -Premio Novel de Medicina– expone una teoría del envejecimiento e introduce por primera vez el término de Gerontología. En tanto, el término Geriatría aparece por primera vez en EE UU en 1909 en la obra de I.L. Nacer geriatrics The diseases of olda age and their treatment.

La prolongación de la esperanza de vida ha sido un anhelo de la humanidad en este sentido, el envejecimiento puede ser considerado un logro en el que mucho ha aportado el desarrollo científico técnico alcanzado. (1).

Sin embargo, la longevidad está produciendo retos sin precedentes a los responsables de la elaboración de políticas en general y a los ciudadanos en particular, pues se deberán mantener los niveles de seguridad social y económica, y la oferta de servicios de salud de calidad a un segmento de la población que, por su avanzada edad, se encuentra en desventaja para afrontar las exigencias sociales de la contemporaneidad. (2).

En los últimos años la odontología ha tenido mayor presencia en la medicina general y de especialidad, si bien es importante reconocer que la mayoría de los médicos muestran cierta renuncia a comprender los padecimientos odontológicos. En odontogeriatría las condiciones multifactoriales de los padecimientos de los pacientes y su tratamiento brindan la oportunidad. (3).

La boca no es una isla, envejece al mismo tiempo que el resto del cuerpo y adquiere una serie de características que la diferencian de la de una persona joven. Los problemas odontológicos repercuten física y psíquicamente en el anciano. No es solamente lo relacionado con la masticación o con la nutrición, si bien esto es muy importante por que va a influir directamente sobre su salud general. (4).

La odontogeriatría es el estudio multidisciplinario del proceso de envejecimiento en el área oro facial y sus relaciones con las áreas vecinas. Cada mes la población mundial mayor de 60 años aumenta aproximadamente un  millón de personas, igualmente la expectativa de vida que hace 2000 años estaba entre 20 y 30 años; hoy se encuentra en un promedio en el mundo, entre los 64 a 70 años y para el año 2035 las personas de 60 o más años representaran uno de cada 4 individuos. (5)

La recuperación y mantenimiento de la salud y funcionabilidad de la cavidad bucal en el anciano repercute de manera significativa en su calidad de vida y la responsabilidad de esta labor no recae solamente en manos de la profesión odontológica sino en las de todo profesional de la salud o de las humanidades y particularmente en todas las familias en cuyo interior hay alguna persona adulto mayor. (6).

Una de las tareas del estomatólogo General Integral es lograr que la población modifique actitudes que resulten perjudiciales para la salud, así mismo debe determinar los factores que afectan el proceso salud –enfermedad de su radio de acción y valorar la influencia de éstos en el buen estado general de sus pacientes. Por su desarrollo científico técnico no se limitará a las acciones tradicionales de salud, sino que gracias a su estrecha relación con las familias de su área desarrollará a plenitud acciones educativas de promoción de salud, prevención y rehabilitación. (7; 8).

El cuidado estomatológico de los gerentes en estos momentos ha tomado sumo interés y se le está dedicando mayor tiempo. Para la atención de estos pacientes, el odontólogo debe tener un profundo conocimiento de los aspectos biológicos, por la sensible disminución de los mecanismos de adaptación y regeneración hística. Los individuos de edad avanzada requieren un enfoque diferente, tratamientos modificados y conocimiento de cómo los cambios hísticos de la vejez afectan los servicios de sanidad bucal. (9).

La sociedad envejece rápidamente, el incremento del número de personas mayores de 60 años es el factor poblacional que caracteriza los cambios demográficos actuales, junto al descenso de la natalidad, Cuba no escapa de esta situación, la expectativa de vida es de 75 años y el (12%) del total de la población está ocupada por el adulto mayor.(10). El Ministerio de Salud Pública ha trazado entre sus líneas principales de desarrollo la creación de una modalidad de atención gerontológica en la comunidad que permita resolver las necesidades biosicosociales y médicas de los ancianos. (11).

Actualmente en el mundo la población geriátrica representa más de 75 millones de la población general, en Cuba el (14,1%), Las provincias de Villa Clara con (18.2%) de adultos mayores, Ciudad de La Habana con (16.9%) y Santi Spiritus con (15.8%) son las más envejecidas del país. Dentro de los municipios Cifuentes con el (20.3%) es uno de los de mayor población geriátrica, lo cual ha propiciado que un grupo de investigadores muestren interés por el tema. (12; 13).

El adulto mayor es un individuo con características propias de la edad, susceptible a padecer de caries, periodontopatías y cáncer bucal, entre otras. Hasta el momento no se ha realizado ninguna investigación para determinar el estado de salud bucal de la población geriátrica en nuestro municipio por lo que constituirá una fuente de información que dará pie a futuras investigaciones.

OBJETVOS

Ï   General :

  • Determinar el estado de salud  bucal de la población Geriátrica urbana en el área de salud  del Policlínico Docente:”Juan B. Zayas“: Cifuentes, 2005-2006.

Ï   Específicos:

  • Establecer los factores sociodemográfico y culturales de la población geriátrica.
  • Identificar los factores de riesgo para enfermedades buco dentales en el paciente geriátrico.
  • Caracterizar la situación de salud bucal  de la población geriátrica.


MATERIAL Y MÉTODO

Se realizó una investigación descriptiva de corte transversal en el período comprendido de octubre 2005 – septiembre 2006. El universo objeto de análisis estuvo constituido por 1744 ancianos distribuidos en 9 consultorios médicos ubicados en la zona urbana y pertenecientes al área de salud que abarca el Policlínico “Juan Bruno Zayas” en el municipio de Cifuentes. Se aplicó  el método estadístico por conglomerado bietápico para la selección de ocho consultorios médicos, se encuestaron 45 ancianos de cada uno de ellos los cuales fueron escogidos a través del método aleatorio simple, quedando compuesta la muestra por 360 longevos con el objetivo de Determinar el estado de salud General y Bucal de la población Geriátrica del área.

Como criterio de inclusión se propuso que todos los individuos seleccionados fueran localizados para poder ser examinados y dieran su consentimiento informado directamente o a través de su familiar o cuidador principal para participar en esta investigación.

La información se obtuvo a través de la observación directa y recolección de información a los ancianos, familiares o cuidadores.

En la observación, se realizó el examen bucal de los individuos en sus propios domicilios, para ello se examinaron la mayoría  sentados correctamente en una silla con apoyo cervical, el resto atendiendo a sus posibilidades. Nos auxiliamos del clasy y la luz solar.

La recolección de la información se obtuvo mediante entrevistas, encuestas, revisión documental (Historia clínica general y familiar, y Análisis de la situación de salud (ASS) del área. (Anexo 2). Para ello se acudió a la aplicación de los siguientes instrumentos clínicos – epidemiológicos  de la estomatología general integral. (8).

  • Encuesta de conocimientos sobre salud buco dental. (Anexo3)
  • Encuesta de Salud Buco dental modificada. (Anexo 4)
  • Encuesta de satisfacción con los servicios recibidos. (Anexo 5)

Las encuestas de conocimientos sobre salud buco dental y la de satisfacción con los servicios estomatológicos recibidos se aplicaron  a todos aquellos ancianos que estuvieron en sus plenas facultades mentales y la encuesta de salud buco dental al 100% de los individuos.

La información se obtuvo del diálogo directo con los ancianos, familiares y cuidadores, de las historias clínicas familiares,  los registros estadísticos, así como de la historia clínica general tomando en cuenta la valiosa experiencia del médico de familia de cada consultorio. En todos los casos fueron identificados los factores de riesgo que inciden sobre el individuo, la familia y la comunidad.

Con el conjunto de datos primarios obtenidos del examen físico, entrevistas, encuestas y revisión documental se conformó una base de datos automatizada empleando los paquetes comerciales Office 2000 y SPSS-PC para Windows con el fin de obtener la distribución de variables según sus atributos y la obtención de algunas medidas de tendencia central y dispersión en variables cuantitativas, así como las frecuencias absolutas y relativas  para,  confeccionar las tablas y gráficos que sintetizan la información obtenida, aplicando las técnicas de la estadística descriptiva.

De la estadística inferencial se utilizó la prueba no paramétrica de Chi Cuadrado para comparar la homogeneidad de distribución de algunas variables respecto a edad o sexo, se considera que si el valor asociado de p fue mayor que 0.05 las diferencias encontradas no son significativas, si el valor fue menor que 0.05 las diferencias encontradas son significativas y cuando p resultó menor que 0.01 las diferencias se consideran muy significativas.

Se realizó un análisis del conjunto de resultados apoyándonos en la revisión bibliográfica efectuada para arribar a conclusiones y recomendaciones  necesarias.

Definiciones operacionales:

Las variables que se utilizaron en esta investigación fueron:

I           Edad.

II       Sexo.

III      Nivel educacional.

IV      Ocupación.

V       Enfermedades sistémicas.

VI      Medicamentos que consumen.

VII     Factores de riesgo.

VIII    Clasificación epidemiológica.

IX      Examen extraoral.

X       Examen de la articulación temporomandibular (ATM).

XI      Condiciones de la mucosa oral.

XII     Estado de la dentición.

XIII    Estado de la prótesis.

XIV   Enfermedades bucales.

XV    Nivel de conocimientos sobre salud buco-dental.

XVI Nivel de satisfacción con los servicios estomatológicos recibidos.

I. Edad: En años correspondientes al último cumpleaños, según reporta el encuestado. Se distribuyó en los siguientes grupos:

60 – 64 años

65  –  69 años

70  –  74 años

75  –  79 años

80 y más años

II. Sexo: Según género de pertenencia.

1- Masculino.

2- Femenino.

III. Nivel educacional: Se consideró según declaración del encuestado tomando en cuenta el mayor nivel educacional que aprobó:

1 Primaria sin terminar.

2 Primaria terminada.

3 Secundaria terminada

4 Técnico medio terminado.

5 Preuniversitario.

6 Universitario.

IV. Ocupación: Según lo reporta la persona encuestada, clasificándose de acuerdo al tipo de labor, ocupación u oficio que desempeña con carácter permanente o habitual:

1 Ama de casa.

2 Jubilado.

3 Trabajador.

V- Enfermedades sistémicas: Según se encuentra referido en la historia clínica general.

0- Ninguna.

1- Enfermedades pulmonares.

2- Artrosis.

3-Diabetes.

4- Cardiopatías.

5-HTA.

6- Enfermedades cerebro vasculares.

7- Demencia.

8- Otras.

9- No responde.

VI- Medicamentos que consumen: Según reporta el encuestado, familiar o cuidador principal sobre aquellos fármacos que periódicamente consumen.

0- Ninguno.

1- Diuréticos.

2- Psicofármacos.

3- Antihipertensivos.

4- Hipoglucemiantes.

5- Digitálicos.

6- Antiagregantes plaquetarios.

7- AINES.

8- Otros.

9- No responde.

VII- Factores de riesgo: Es toda característica o circunstancia observable en una persona, asociada con una probabilidad incrementada de experimentar un daño a su salud. La importancia mayor de los factores de riesgo consiste en que son observables o identificables antes de la ocurrencia del hecho que predicen. (14).

En este trabajo se dividieron en:

* Ambientales

0-Ninguno.

1-Deficiente abasto de agua.

2-Calidad de agua.

3-Radiaciones.

4-Trabajo de riesgo.

* Biológicos

1-Herencia

2-Maloclusiones

3-Antecedentes de caries

4-Hipotonía muscular

5-Tamaño de la lengua

6-Enfermedades endocrinas

7-Trastornos psíquicos

8- Disfunción motora.

* Hábitos

0-Ninguno

1-Alimentación azucarada

2-Fumar

3-Alcohol

4-Deficiente Higiene Bucal

5-Bruxismo

* Otros

1-Prótesis mal ajustada: Aquella que no le queda cómoda al paciente por estar desgastada  con necesidad de renovación.

2-Obturaciones deficientes

3-Lesiones premalignas: Lesiones blanquecinas y rojas dentro de la boca.

VIII- Clasificación epidemiológica: Los ancianos examinados fueron clasificados de acuerdo a la metodología establecida por la Organización Mundial de la Salud (OMS). (8) en:

* Personas sanas: Son aquellas personas que después de haber sido examinadas clínicamente y conocer el medio en que viven y se desarrollan, no son portadoras crónicas orgánicas y/o psíquicas, ni están sometidas a factores de riesgo biológicos, psíquicos y/o sociales que puedan alterar su estado de salud.

* Personas sanas con riesgo: Son aquellas personas que clínicamente no son portadoras de ninguna enfermedad crónica en el momento actual, pero están sometidas a la influencia de factores de riesgo biológicos, psicológicos y/o sociales que puedan alterar su estado de salud.

* Personas enfermas: Son aquellas personas que después de haber sido  examinadas clínicamente son portadoras de una enfermedad crónica o aguda debidamente diagnosticada.

* Persona deficiente discapacitada: Son aquellas personas portadoras de una afección crónica con invalidez temporal o definitiva que lesiona la actividad motora o funcional.

IX- Examen extra oral: incluye el examen general de cabeza y cuello, se clasifican en:

0- Apariencia extraoral normal: aquellas personas que no tienen  ninguna alteración de su cabeza y cuello.

1- Anomalías  en  piel  y  mucosas: aquellas personas en que se  detectaron úlceras inflamatorias, erosiones o cualquier desviación de lo normal de las estructuras examinadas.

2- Nódulos  linfáticos  agrandados: se  registraron  aquellos  en  que  al  examen de los grupos y cadenas linfáticas de cabeza y cuello se encontró algún ganglio aumentado de volumen.

9- No se registra.

X- Examen de ATM: Se examinaron ambas articulaciones (derecha e izquierda) y se agruparon según:

*Síntomas

0.  Sanos: ausencia de síntomas.

1.  Chasquido articular. Se registra el referido por el paciente.

2.  Dolor a la palpación. Se palparon los músculos maseteros y temporales  de  ambos  lados. Este signo se evaluó por presión unilateral firme de los dos dedos, ejercida dos veces sobre la  parte más voluminosa del músculo. Sólo se registró si la palpación provocaba espontáneamente un reflejo de evitación.

  1. Dificultad  al  movimiento de apertura y cierre.

*Signos

0. Sanos: ausencia de signos.

1. Chasquido, sonido audible: el chasquido se evaluó directamente por la presencia de un ruido agudo audible o por palpación.

2.  Contractura maseterica: se registró cuando a la palpación del músculo se detectó su contracción.

  1. Reducción de la apertura bucal menor de 30 mm: se midió por la distancia entre las puntas de los incisivos centrales. Como orientación general en un adulto, la movilidad de la mandíbula se consideró reducida si el sujeto era incapaz de abrirla hasta una anchura de dos dedos.

XI- Condición de la mucosa oral: En cada individuo se efectuó un examen de la mucosa oral y de los tejidos blandos bucales y peribucales registrándose las siguientes:

0.  Normal: se registró en esta clasificación todas las personas que no tenían ningún signo de alteración o enfermedad, ni refirieron tenerla.

1. Lesión blanquecina.

2. Liquen Plano.

3. Eritoplasia.

4. Úlceras.

5. Estomatitis subprótesis.

6. Épulis fisurado.

7. Candidiasis.

8. Queilosis angular.

9. Lesiones tumorales.

10. Otros.

11. No se registra.

* Localización: Se valoraron las ubicaciones de las alteraciones encontradas distribuidas en:

0 – Borde bermellón

1 – Comisuras

2 – Labios

3- Surcos

4- Mucosa bucal

5- Suelo de boca

6- Lengua

7- Paladar

8- Reborde alveolar

XII- Estado de la dentición.

  • Dientes presentes.
  • Dientes sanos: No muestra signos de caries clínica tratada o sin tratar. Se excluyen las fases de la caries que preceden a la formación de cavidades, así como otros trastornos análogos a las fases iniciales de la caries, porque no se pueden diagnosticar de modo fiable. Así una corona que presenta los siguientes defectos en ausencia de otros criterios positivos, debe codificarse como sana: manchas blancas o yesosas; manchas decoloradas o ásperas, que no resultan blandas al tacto con una sonda IPC metálica; fosas o fisuras teñidas en el  esmalte, que no presentan signos visuales de alteración del esmalte, ni  ablandamiento del suelo o las paredes detectable con una sonda; zonas   oscuras, brillantes, duras o punteadas en el esmalte de un diente que presenta signos de fluorosis moderada a intensa; lesiones que, basándose en su  distribución, sus antecedentes o el examen visual/táctil parecen deberse a la abrasión.
  • Diente cariado: Se registra la presencia de caries, también se incluyó el diente con una obturación temporal o un diente que está obturado pero también cariado.
  • Diente obturado. Una o más obturaciones permanentes en buen estado.
  • Diente indicado a extraer: Diente que se indica para extraer por caries, maloclusión, periodontopatía, trauma o cualquier condición que lo haga incurable.
  • Diente extraído: Diente que se encuentra ausente por haber sido extraído por caries.

Para comprobar el estado de la dentición se utilizaron los índices que a continuación relacionamos:

  • Índice COP
  • Índice  COP-D

Índice Individual   =   C+ O+ P  /  Dientes examinados

Índice Poblacional = å COP individual / Total de individuos examinados

Es el índice fundamental de los estudios odontológicos que se realiza para identificar la prevalencia de caries  dental. Señala la experiencia de caries tanto presente como pasada, pues toma en cuenta los dientes con lesiones de caries y con tratamiento previamente realizado. Se obtiene de la sumatoria de los dientes permanentes cariados, perdidos y obturados, entre el total de individuos examinados, por lo que es un promedio, considerándose sólo 28 dientes. (15).

  • Índice de mortalidad dentaria (IMD)

IMD  individual = Dientes extraídos + dientes indicados para extraer

IMD Poblacional  = å IMD individual / Total de examinados. (15).

  • Índice de Russell Revisado.

IP-R individual = Valor asignado al diente mas gravemente afectado

IP-R poblacional = å índices individuales / Total de personas examinadas con dientes.

Definición

Se consideró que existe inflamación gingival cuando alrededor del diente se descubre cualquiera de los siguientes signos: hinchazón, ulceración, enrojecimiento o hemorragia.

Criterios del índice:

Código 0: Sano: No hay signo de inflamación de los tejidos gingivales. Ni perdida de la función por destrucción de los tejidos de soporte.

Código 1: Gingivitis Leve: Hay una evidente zona de inflamación de la encía libre, pero no rodea al diente.

Código: 2: Gingivitis severa: Inflamación que rodea completamente al diente pero aparentemente no ha roto la adherencia epitelial.

Código 6: Gingivitis con formación de bolsas: La adherencia epitelial ha sido rota y hay una bolsa, no una mera profundización del surco gingival por inflamación  de la encía, no hay interferencia con la función masticatoria, el diente está firme y no ha migrado.

Código 8: Destrucción avanzada con pérdida de la función masticatoria, el diente puede estar flojo, puede haber migrado, puede dar un sonido mate a la percusión o puede ser depresible en su alveolo.

Para el presente estudio se considera las codificaciones: 0-individuo sano, 1 y 2- enfermedad periodontal no destructiva y código 6 y 8 como enfermedad periodontal  destructiva crónica.

Registro de los datos:

Se realizó una inspección visual alrededor de cada diente auxiliado del espejo bucal, se comenzó por el segundo molar superior derecho hasta el segundo molar superior izquierdo y desde el segundo molar inferior izquierdo hasta el segundo molar inferior derecho.

Se registró la condición periodontal más severa de acuerdo con los criterios establecidos y se consideró esta para toda la boca. (16).

  • Paciente que conserva todos sus dientes: individuo que no presenta ausencia de diente alguno.

Paciente con 20 o más dientes funcionales: paciente que presenta 20 o más dientes capaces de cumplir las funciones fonéticas, masticatorias y estéticas.

XIII- Estado de la prótesis: Se valoraron ambas arcadas (superior e inferior)

* Necesidad de prótesis (superior e inferior).

0 No necesita.

1 Necesita y no tiene. Se registró el individuo que teniendo necesidad de prótesis no tenía ninguna.

2 Tiene adecuada. Presencia de cualquier tipo de prótesis en boca y que se encontraba en buen estado.

3 Tiene inadecuada. Se registró a las personas que teniendo prótesis ésta se encontraba en mal estado ya sea por desajuste o fractura, entre otros.

9 No se registra.

*Tipo de prótesis (superior e inferior).

0 No requiere.

1 Prótesis parcial. Se registró su presencia o ausencia según arcada. Incluye la sustitución o ausencia de sólo un número limitado de dientes.

2 Prótesis total. Se registró su presencia o ausencia según arcada. Incluye la sustitución o ausencia de todos los dientes.

3 Prótesis fija. Incluye corona, espigas, puentes fijos, etc.

9 No se registra.

XIV- Enfermedades bucales: se recogieron todas aquellas afecciones del complejo bucal.

0 Ninguna

1 Caries.

2 Periodontopatías.

3 Dificultad masticatoria.

4 Lesiones premalignas.

5 Lesiones malignas.

6 Disfunción ATM.

7 Otras lesiones.

XV- Nivel de conocimiento sobre salud bucodental:

  • Se aplicó a las personas antes de realizar la encuesta de salud bucal complementando la misma.
  • Se aplicó para determinar el nivel de conocimiento sobre salud bucodental.
  • En todos los casos se puso en los espacios en blanco el número de la clave que coincidió con la respuesta. Nunca se dejó en blanco, por ello se dan las opciones (11) no sabe y (12) no responde.
  • Siempre que se preguntó  “otras” se escribió en el espacio en blanco cuál fue la variante que dio el informante.
  • Nunca se dio lectura a las opciones que aparecen como respuesta a las personas.
  • La encuesta se aplicó a todas las personas que estaban en sus plenas facultades mentales.
  • Las preguntas se calificaron en correctas e incorrectas según respondía el encuestado.

- Si contestaron de 12 a 16 preguntas correctamente…… Evaluación bien. (B)

- Si contestaron de 8  a 11 preguntas correctamente…… Evaluación regular (R)

-         Si contestaron  7 o menos preguntas correctamente…… Evaluación mal (M)

XVI- Nivel de satisfacción con los servicios estomatológicos recibidos.

Se utilizó la encuesta con el mismo nombre aplicandosele a todas las personas que estaban en sus plenas facultades mentales. Cada cuestionario fue calificado según una escala que clasificaba cada pregunta relacionada con las cifras evaluadas (recursos, trato y condiciones) considerándose que:

- Se encontraban satisfechos…cuando en todas las preguntas estaba satisfecho el paciente.

- Se encontraban medianamente satisfechos…cuando al menos en una pregunta estaba medianamente satisfecho el paciente.

- Se encontraban insatisfechos…cuando al menos en una pregunta estaba insatisfecho el paciente.

ANÁLISIS  Y DISCUSIÓN DE LOS RESULTADOS.

Este análisis y discusión de los resultados se realizó por determinantes del estado de salud de la población, las cuales son:

I – Medio ambiente.

II – Estilos de vida.

III- Biología humana.

IV- Organización de los servicios  de salud.

Aspectos geográficos y socio demográficos:

A)   Descripción del escenario:

Esta investigación se realizó en un área de salud del municipio Cifuentes, del cual podemos comentar que durante los siglos XVI y XVII fueron mercedados por los cabildos de Remedios y Sancti Spiritus, las haciendas que hoy conforman el territorio cifuentense Santa Cruz de Maguaraya, San Lorenzo de Mata, San Diego de Niguas y La Magdalena. Estas tierras abrieron caminos para que entre las ciudades de Santa Clara y Sagua la Grande se estableciera una ruta comercial, lo que propició un trasiego  de mercancías  entre ambas y como consecuencia la fundación  de caseríos donde los viajeros descansaban y alimentaban las bestias, uno de ellos, Cifuentes, se consolidó como sitio de tránsito y ya en 1817 se justificó la construcción de una iglesia de tablas y guano con una amplia jurisdicción eclesiástica y el 22 de octubre de ese año se oficiaba su primera misa, en la iglesia auxiliar de La Magdalena, fecha que se considera la fundación del poblado.

En el Siglo XIX, Cifuentes tuvo una destacada presencia en las tres guerras independentistas: la de los 10 años, la Chiquita y la del 95.

La Revolución triunfante ha seguido en Cifuentes el curso típico del país y los cifuentenses han estado presentes en cada momento. Más de 300 de sus hijos fueron al Escambray en los 60 a la lucha contra bandidos, en Girón cayó como piloto de cola Martín Torres Ruíz, Angola y Etiopía conocieron de la sangre cifuentense y la solidaridad de su pueblo. En el crimen de Barbados cayó Carlos Conquero y en la actualidad Cifuentes se mantiene a la vanguardia de la lucha por la consolidación del proyecto social que defiende la Revolución.

El municipio limita por el norte con Sagua La Grande, al sur Santa Clara, al este Encrucijada, al oeste Santo Domingo, suroeste Ranchuelo y al sureste Camajuaní, actualmente tiene una población de 33 294 habitantes y una extensión territorial de 512.5  Km. cuadrados.

El municipio cuenta con tres áreas de salud; Mata, San Diego y Cifuentes, en ésta última se ejecuta la presente investigación, utilizando la zona urbana que atiende el Policlínico “Juan Bruno Zayas” con una extensión territorial de 266 Km. cuadrados.

Desde el punto de vista político administrativo, está dividido en cinco Consejos Populares, que de forma general coinciden con los límites geográficos del área y son:

-          Cifuentes Este.

-          Cifuentes Oeste.

-          Mariana Grajales.

-          Unidad Proletaria.

-          Wilfredo Pagés.

En el área de estudio contamos con centros laborales importantes como:

-          Fábrica de Materiales de Construcción.

-          Fábrica de Hielo.

-          Internado Carlos Conquero y Wilfredo Pagés.

-          Escuelas primarias.

-          ESBEC Pepito Tey.

-          ESBU Antonio Guiteras.

-          Sede Universitaria.

-          Sede Pedagógica.

-          Universidad Médica.

-          Universidad de deporte.

Instalaciones sociales, como:

-          Casa de Cultura.

-          Biblioteca y museo municipal.

-          Circulo Social.

-          Centros nocturnos.

-          Un Motel.

-          Un área recreativa.

B)   Aspectos demográficos.

El área de salud  cuenta con una población de 16 229 habitantes, de ellos 11 669 en las zonas urbanas y 4060 en la zona rural, su densidad poblacional es de 2.01 habitantes por Km. cuadrado. En esta población contamos con 3 473 mayores de 60 años, 1744 pertenecen a la zona urbana.

Para la comprensión más adecuada del tema se calculan en este trabajo los siguientes índices que caracterizan el proceso de envejecimiento poblacional.

-  Índice de Rosset =(N (60 y más) / Nt)*100

=21.3%

En el área la población de 60 y más representa el (21.3%) del total, en el municipio es de  (20.3%). (12).

En cuanto al indicador viejo / joven

Razón viejo / joven =N (60 y más) / N (0-14)

=1.21

Por cada individuo de 0-14 años de edad hay 1.2 de 60 años y más.

En cuanto al indicador viejo / niño

Razón viejo / niño = N (60 y más) / N (0 – 4 )

= 4.37

Por cada una persona de 0 a 4 años de edad hay  4.37 adultos mayores.

El universo de trabajo lo constituye 8 consultorios del área de salud urbana del policlínico “Juan Bruno Zayas” en Cifuentes, donde se examinaron 45 mayores de 60 años  de cada   consultorio para un total de 360 gerontos, los cuales fueron distribuidos por grupos de edades y sexo (Tabla 1), 222 personas pertenecen al sexo femenino (61.7 %) y 138 al masculino (38.3 %). Resulta ser el sexo femenino el más representativo en este estudio. Coincidiendo esto con resultados obtenidos en otros trabajos (17,18,19,20).

Se considera que el sexo femenino es más numeroso en los mayores de 60 años ya que los hombres están expuestos a un mayor número de factores ambientales y de hábitos tóxicos.

El mayor número de féminas se encontró en los grupos de 60-64, 65-69 y 70-74 con 58 (26.1 %), 55 (24.7 %) y 66 (29.7 %) respectivamente, demostrando esto que en el grupo de estudio las mujeres son mas jóvenes que los hombres. En cuanto a grupos de edades el más representativo es el de 65-69 años con 92 longevos para un (25.5 %).

Analizando estadísticamente la relación entre edad y sexo se pudo determinar que:

-          La edad máxima encontrada en el sexo femenino fue de 91 años con una mínima de 60, edad promedio 70.75, con una desviación estándar de 8.40 y un coeficiente de variación de 11.83.

-          La edad máxima encontrada en el sexo masculino fue de 90 años con una mínima de 61, edad promedio de 73.01, con una desviación estándar de 8.22 y un coeficiente de variación de 11.25.

-          La edad máxima encontrada en la población muestral fue de 91 años, mientras que la edad mínima fue de 60 años; siendo la edad promedio de 71.62 con una desviación estándar de 8.39 y un coeficiente de variación de 11.71.

C)  Aspectos socio culturales.

En el área de salud estudiada se cuenta con un  círculo de abuelos en cada consultorio médico donde los ancianos realizan diferentes actividades físicas y recreativas, además contamos con un Hogar de Ancianos y una Casa del Abuelo, donde se les brinda todo el apoyo necesario para que lleven una vida más placentera. Existen diferentes instituciones religiosas donde asisten un gran número de nuestros ancianos, El municipio cuenta con dos aulas de universidad para el adulto mayor donde comparten temas de su interés y se preparan para una vejez agradable, la casa de Cultura del municipio cuenta con un club de Danzón donde el (80 %) de sus afiliados son mayores de 60 años.

Con respecto al nivel educacional (Tabla 2) se puede observar que la más frecuente fue primaria terminada, representada por 99 ancianos para un (27.5%). El grupo 80 y más fue el más representativo en primaria sin terminar con 43 (65.1%) ascendiendo el nivel educacional mientras disminuyen las edades, dando esto a 14 individuos en el grupo de 60-64 para un (31.0 %) en el nivel universitario. Esto habla a favor de la escolarización gradual de nuestro país, demostrando las oportunidades de superación educacional que se han  incrementado después del triunfo revolucionario.

El mayor por ciento de la población estudiada es jubilada (Tabla 3) para un total de 184 personas (51.1%) resultado que muestra que el estudio se realizó en personas mayores de 60 años los cuales están en su pleno derecho al descanso.

Existe una diferencia muy significativa entre la edad y la ocupación de esta población (p< 0.01, x2 = 145.94) dado esto a que el predominio de trabajadores está en los grupos de edades de 60-64 y 65-69 con 30 (66.6%) y 15 (33.3%), estos grupos cuentan con pequeños agricultores, cuentapropistas y otros que aún están vinculados a su centro laboral ya que sus condiciones físicas se lo permiten.

La complejidad de los procesos económicos y sociales y el ritmo de aceleración del proceso de envejecimiento que se proyecta para la población cubana requieren de respuestas más integrales y abarcadoras de la sociedad en su conjunto para lograr una mejor calidad de vida de la población y en particular de su segmento más envejecido. Ello requerirá el establecimiento de nuevas estrategias del sector de salud que repercuta en un mayor nivel de salud de la población, el incremento de instituciones sociales que permitan una mejor atención a las necesidades de los ancianos, crear las condiciones que propicien un alargamiento de la vida laboral y favorezcan un  continuo y sostenido nivel de la eficiencia y productividad social como soporte fundamental al desarrollo económico y social del país. (21).

Al realizar un análisis acerca de los conocimientos que posee la población geriátrica sobre salud buco dental (Tabla 4) se observó que los hombres poseen mejor nivel de conocimiento que las mujeres predominando la evaluación de mal 150 ancianos para un (41.7%) seguido del regular 144 gerontos para un (40.0%) y un escaso (18.3%) clasificó en nivel de conocimiento bueno. Resultados como estos se encuentran en diferentes trabajos revisados (18 y 22).Estos resultados nos indican que debemos trabajar para elevar el nivel de conocimientos de los ancianos.

I. – Medio ambiente.

Los factores ambientales son también determinantes del estado de salud de una comunidad, entre ellos se encuentran la situación climatológica, meteorológica, contaminación del aire y el agua, y otros (8).

En el área de salud el clima es tropical con régimen de seca y temperaturas que no difieren del resto del país, los vientos predominantes provienen del noroeste. Los fenómenos naturales que más afectan son a consecuencias de fenómenos meteorológicos. El principal recurso hidráulico del territorio es el río Maguaraya.

El abasto de agua es realizado por servicios intermitentes de un antiguo acueducto formado por pozos y turbinas que no llega a todas las viviendas del área. Analizando los factores ambientales de la población en estudio (Tabla 5) encontramos que 225 personas se encuentran afectadas por el abasto insuficiente de agua para un (62.5%), además 227 con la calidad de la misma, el (63.0%) dado por no hervir o clorar el agua, además de almacenarla en depósitos inadecuados y poco higiénicos.

En cuanto a las escalas de valoración física, mental y social nuestros gerontos no muestran grandes problemas ya que no presentan grandes dificultades motoras, mentales y todos los encuestados reciben ayuda de al menos de un familiar cercano.

II.- Estilos de vida.

El estilo de vida es el modo individual, la forma de vivir de las personas y en él es importante valorar los factores de riesgo como toda característica y circunstancia determinadas, ligada a una persona o a una población, la cual se sabe que está asociada con un riesgo de enfermedad. (23).

Importante resulta valorar en el estilo de vida de los ancianos aquellos factores de riesgo que constituyen amenazas para su estado de salud (24).

Al analizar los hábitos como factor de riesgo (Tabla 5) encontramos que 225 ancianos poseen una deficiente higiene bucal  para un (62.5%)  esta cifra se corresponde con el bajo nivel de conocimiento, coincidiendo esto con los resultados de otros trabajos donde se plantea que este hábito está sensiblemente deteriorado en la tercera edad. (25).

Otro hábito frecuente en nuestra población es la alimentación incorrecta muestra de ello es que 178 individuos lo presentan para un (49.4%) refiriéndonos en este caso a ingestión de alimentos azucarados fuera de las comidas.

Tener hábitos nutritivos saludables es clave para prevenir enfermedades por lo que las personas de la tercera edad deben seguir pautas esenciales:

-          Dieta rica en frutas, verduras, cereales y fibra.

-          Disminución en el consumo de grasa y colesterol.

-          Ingerir sal y azúcar en cantidades moderadas.

-          Beber entre 6 y 8 vasos de agua diariamente. (26).

Se llama tabaquismo al consumo habitual del tabaco, en cualquiera de sus modalidades sea fumado o masticado. (27).

Actualmente  más de mil millones de personas consumen tabaco en el planeta y este hábito se relaciona con el 33 % de las enfermedades de cáncer. En Cuba existen más de dos millones de fumadores, el (41.4 %) son hombres y un (23.0 %) mujeres. (28).

Este hábito está presente en 128 individuos de nuestra muestra para un (35.5%), coincidiendo esto con lo descrito por otros autores (18 y 20).El tabaquismo provoca un gran número de afecciones negativas para la salud, principalmente para el fumador, pero también para quien tiene que respirar el humo ambiental del tabaco (fumador pasivo) y es la causa conocida o probable de unas 25 enfermedades, entre las que se destacan las enfermedades cardiovasculares, los cánceres, afecciones cerebrales y respiratorias. (29).

Existen una tendencia mundial al incremento del consumo de bebidas alcohólicas, en nuestro país una parte de la población consume alcohol de manera irresponsable (30 y 31). En nuestro trabajo el (20.0%) de los gerontos tienen este hábito.

Fumar y consumir alcohol incrementa el riesgo de padecer enfermedades crónicas favorece otros males como acidez estomacal, fatiga, mala memoria, confusión mental, tartamudez, trastornos del sueño, estado de ánimo cambiante, desinterés en las actividades diarias y baja del sistema inmunológico y de la capacidad de reacción frente a situaciones de estrés. (26).

Mencionando otros factores de riesgo encontramos 158 pacientes con prótesis mal ajustadas para un (43.8%), 45 con obturaciones deficientes para un (12.5%) y 7 con lesiones premalignas (1.9%) específicamente lesiones blanquecinas. Esto se debe en gran medida al elevado por ciento de fumadores y gerontos adictos al alcohol que tiene nuestro estudio uniéndose a que el grupo cuenta con pequeños agricultores, ya sean activos o inactivos, que estuvieron gran parte de su vida expuestos a los rayos solares.

III.- Biología Humana.

En cuanto a los factores de riesgo biológico (Tabla 5) la totalidad de la muestra presentan antecedentes de caries. La caries es una enfermedad de excepcional importancia entre los especialistas y autoridades de salud de diferentes países, es la enfermedad dental más prevalente durante la niñez y se prorroga como la causa primordial de pérdidas de dientes en adultos (32).

Enfermedades endocrinas (diabetes) la padecen 108 individuos para un (30.0%), con hipotonía muscular 44 para un (12.2%).

En la encuesta nacional sobre personas de 60 años y más realizada en Cuba se obtuvo que el (69.6%) de los encuestados padecían al menos de una enfermedad crónica. (33).El fenómeno de la poli patología en los ancianos debe ser considerado por los profesionales de la salud ya que gran cantidad de enfermedades tienen manifestaciones en la boca, con lesiones específicas  que permiten su diagnóstico (34 y 35).

Analizando las principales enfermedades sistémicas que padece nuestra población (Tabla 6), se puede plantear que hay predominio de la artrosis con 160 personas para un (44.4%), sobre esto apuntó la doctora Berenguer (17) en su estudio “La salud bucal en la tercera edad” , que cerca del 50 % de los ancianos las padecen. La artritis reumatoide  también puede afectar la articulación temporomandibular y dar lugar a una desnutrición de la articulación. Produce dolor al masticar y limitación para abrir la boca (36).

La hipertensión es la segunda enfermedad más frecuente, presente en 146 ancianos para un (40.5%). La prevalencia de hipertensión arterial aumenta con la edad debido al endurecimiento que sufren las paredes de las grandes arterias. Entre otras causas encontramos la polifarmacia y la alimentación inadecuada (37). Como tercera enfermedad más frecuente en la población en estudio tenemos la diabetes, con 108 ancianos, para un (30.0%). Esta enfermedad la padecen aproximadamente entre el (15 y 20%) de la población mayor de 60 años. Los diabéticos que no están compensados  tienen más afectaciones severas de la cavidad bucal. (38).

A medida que la población envejece, aumenta la prevalencia de enfermedades crónicas y  discapacitantes. En nuestro estudio con el aumento de la edad disminuye el porcentaje de individuos sin enfermedades sistémicas, ejemplo de esto es que en los grupos de 75-79 y de 80 y más no hay individuos sin este tipo de enfermedad, lo que mostró diferencias muy significativas al efectuar la prueba estadística (x2 = 42.92 p < 0.01).

Cuando nos referimos al consumo de medicamentos (Tabla 7) lo que más consume esta población son los psicofármacos con 153 para un (42.5%), muy seguido de los  AINES 152 pacientes para un (42.2 %), aquí podemos analizar que tienen una estrecha relación con las enfermedades sistémicas más frecuentes en ellos la artrosis y la hipertensión, unido esto a la automedicación muy característico hábito de nuestros gerontos.

Analizando la distribución de la población estudiada según enfermedades bucales (Tabla 8) encontramos la dificultad masticatoria como la enfermedad que más afecta a nuestros ancianos, 243 para un (67.5%), siendo el grupo 80 y más el más significativo ya que todos padecen de esta enfermedad. Ello está directamente relacionado con la pérdida de los dientes y la necesidad de rehabilitación protésica. (39).

Le continúan las periodontopatías y las caries con 219 para un (60.8%) y 184 para el (51.1%) respectivamente, los grupos más afectados son  60-64, 65-69 y 70-74 ya que son los que más dientes presentes poseen.

El inicio y progresión de las enfermedades periodontales está influido por una serie de factores locales y sistémicos. Los factores que influyen en la existencia de enfermedades pre existente, la presencia de áreas de retención de placas y restauraciones defectuosas. Los factores sistémicos pueden tener relación más o menos evidente con la enfermedad periodontal. (40).Se consideran las enfermedades más comunes entre las que afectan el periodonto de inserción. Su prevalencia aumenta con la edad hasta alcanzar alrededor del (80%) a los 50 años.(41).

Las caries es uno de los problemas más comunes a escala planetaria. Existen varios factores que aumentan  el riesgo de caries en el adulto mayor: La xerostomía, el tabaquismo, cambio en hábitos dietéticos hacia una ingestión mayor de azúcares. (42). En cuanto al estado de la dentición y el promedio de sus parámetros (Tabla 9), los dientes presentes disminuyen a medida que avanza la edad en el grupo 60-64 de (9.04%) a (3.39 %) en el de 80 y más y viceversa en cuanto al promedio de los perdidos. El resultado anterior refleja cuanto debemos trabajar en los programas de promoción y prevención de salud, desde edades tempranas para lograr  mejores indicadores en la tercera edad.

Haciendo referencia a los índices aplicados según grupos de edades (Tabla 10) se constató que el COP-D, el IMD y el Russell revisado fueron elevándose paulatinamente a medida que aumenta la edad, siendo el grupo más afectado el de 80 y más. COP-D e IMD se elevan a expensas de los dientes perdidos de (22.51) a (27.41) y de (19.22) a (26.62) respectivamente. Russell revisado también va en ascenso de (2.33) en el grupo de 60-64 a (7.48) en el de 80 y más, índice éste utilizado para medir severidad de la enfermedad periodontal.

Los resultados del examen e interrogatorio de la ATM  en la población estudiada aportaron los siguientes datos (Tabla 11, Gráficos 1 y 2) existe una tendencia muy significativa  al aumento de ancianos con síntomas y signos a medida que se aumenta en edad, como signo más significativo encontrado fue el chasquido audible y como síntoma el chasquido articular.

Los problemas que dan origen a los trastornos temporo mandibulares comienzan con la ruptura del equilibrio armónico de esta articulación, es decir cualquier factor que modifique alguno de los elementos básicos que componen el sistema (articulaciones, dientes, sistema neuromuscular, o los ligamentos). (43).

Al ser examinada la mucosa oral (Tabla 12, Gráfico 3 y 4),  encontramos  143 gerontos que presentan alteraciones de la mucosa para un (39.7%) el grupo más afectado fue el de 80 y más con 57 para un (80.2%).

La estomatitis subprótesis es la lesión  más frecuente encontrada con 79 ancianos para un  (21.9%) y su ubicación más frecuente en el paladar coincidiendo con otros autores que la ocupan en 1er lugar. (44). Esta lesión por su alta   prevalencia en los pacientes rehabilitados con prótesis resulta cada vez más preocupante para nuestros servicios estomatológicos, pues esto implica  afección de las funciones normales, como la masticación, fonación y estética, debido a que el paciente con esta enfermedad  debe retirarse las prótesis y sustituirlas por nuevas. (45).

Entre las etiologías de las estomatitis subprótesis están: Las causas traumáticas, tóxicas, reacciones  de hipersensibilidad al monómero, enfermedades sistémicas, desequilibrios hormonales, trastornos nutricionales, estrés e irritaciones locales, y además  hábitos propios del paciente en cuanto a la higiene y el uso continuo durante la noche de la prótesis. (46).

Como segunda lesión más frecuente nos encontramos con la queilitis angular con 44 ancianos para un (12.2%) estando relacionada con pacientes edentes y por supuesto con su ubicación en las comisuras.

El término queilitis es el más común  para designar estados inflamatorios de las submucosas labiales o comisuras labiales en forma de boqueras. La queilitis puede evolucionar en pacientes dentados o desdentados, en los que la disminución de la altura facial oclusiva favorece el contacto continuo con la saliva, que pudiera deberse a que la reducción de la altura y el ajuste de los labios entre sí y parte de la piel próxima a las comisuras forman un pliegue que se mantiene húmedo por la saliva se macera y se infecta. Esta disminución es la causa que con mayor frecuencia provoca la enfermedad, aunque existen otras como la candidiasis o moniliasis. (47).

Las lesiones épulis fisurados y candidiasis fueron las otras lesiones encontradas, 28 pacientes (7.7%) y 21 (5.8%) respectivamente. La primera relacionada con los portadores de prótesis desajustadas y la segunda con pacientes diabéticos, con queilitis angular y estomatitis subprótesis. Lesiones blanquecinas y úlceras se encontraron solamente en 7 pacientes. La ubicación de estas alteraciones se halló con mayor frecuencia en surcos y reborde alveolar con 21 pacientes, labios y mucosa bucal, con 7 pacientes.

En cuanto a la necesidad de prótesis (Tabla 13) encontramos que nuestra población en estudio necesita 151 prótesis parcial y 297 prótesis total, esto está dado por pacientes que no tienen o la tienen defectuosa. En cuanto al tipo de prótesis, necesitan más prótesis inferiores totales y parciales que superiores. El mayor número de prótesis adecuadas es en la arcada superior.

La clasificación epidemiológica de nuestra población (Tabla 14) el mayor porcentaje es de pacientes enfermos con 305 (84.7%) predominando el grupo de edad de 80 y más con el (100%) y de 60-64 con (91.3%). La principal causa de esta cifra tan elevada es el gran número de pacientes que presentan dificultad masticatoria, le siguen los sanos con riesgo con 51 para un (14.1%) y el (1.1%) son los pacientes deficientes discapacitados. aunque en todos los grupos hay predominio de enfermos los porcentajes de sanos con riesgo en 65-69, 70-74 y 75-79 son apreciables, lo que muestra diferencias muy significativas.

El (4.3%) de los individuos entre 65-69 años con 4 pacientes clasificados como deficientes discapacitados son únicos para toda la muestra y se trata de pacientes con inadaptación a las prótesis.

No existen personas sanas, debido a que todos se encuentran expuestos a factores de riesgo.

IV.- Organización de los servicios de salud.

Esta población es atendida en el departamento de estomatología del policlínico docente “Juan Bruno Zayas” en Cifuentes, el cual en estos momentos se encuentra en proceso de reparación y remodelado por lo que el servicio cuenta con 3 sillones ubicados en el salón de reuniones de la ANAP y el micro laboratorio de prótesis, en la cocina de salud mental. En el servicio laboran 5 estomatólogos que a la vez cubren tres sillones ubicados por la tarea Álvaro Reinoso en antiguos CAI, un especialista en parodoncia y un estomatólogo dedicado a prótesis en este servicio, se atienden todos los pacientes de 23 consultorios (16 229 personas) por lo que la relación consultorio-estomatólogo-sillón es desfavorable.

En nuestro municipio no contamos con especialistas en geriatría, solo tenemos tres trabajadores sociales que pertenecen a salud, en cuanto a la atención estomatológica que se le brinda a estos grupos de edades podemos decir que en él 2004 se realizaron 25756 consultas y en el 2005 fueron  22341.

A pesar de las adversidades cotidianas  se trabaja infatigablemente con vistas a continuar mejorando  la calidad de la atención médica y los indicadores de salud, no obstante existen insatisfacciones de la población que pueden ser eliminadas si se redobla la efectividad de nuestro trabajo en el marco de las posibilidades económicas del país. (8 y 48).

La encuesta de satisfacción de los servicios recibidos (Tabla 15) dio como resultado que 173 gerontos (48.0%) están insatisfechos, 128 (35.6%) medianamente satisfechas y 59 (16.4%) satisfechos, el grado predominante de insatisfacción es debido esencialmente a que necesitan prótesis y no pueden ser restituídos de forma inmediata, a la escasez de personal profesional (sugieren la presencia de más estomatólogos, además de un especialista en prótesis).

Debido a las numerosas manifestaciones de inconformidad expresadas en las entrevistas acerca de la ausencia de prótesis, relacionamos el grado de insatisfacción con la necesidad de prótesis (Tabla 16) donde nos encontramos el mayor número de insatisfechos relacionada con los que no tienen.

CONCLUSIONES

En nuestra población estudiada hubo un predominio del sexo femenino, el nivel educacional más frecuente fué primaria terminada y en cuanto a ocupación, los jubilados. El nivel de conocimiento sobre salud buco dental en la mayoría de los encuestados es malo. El abasto insuficiente de agua (medio ambiente), la experiencia anterior de caries (biológicos), la deficiente higiene bucal, la alimentación azucarada, el tabaquismo (hábitos) y la prótesis mal ajustada (otros), son los factores de riesgo que más influyen en el estado de salud de la población. La artrosis es la enfermedad sistémica que más padece nuestra población. Las enfermedades bucales predominantes fueron la dificultad masticatoria y las periodontopatías. La lesión de mucosa más frecuente fue la estomatitis subprotesis. La mayoría de los ancianos están enfermos. El por ciento de ancianos desdentados es alto lo que trae consigo una alta necesidad de prótesis y que casi la mitad de los gerontes estén insatisfechos.

RECOMENDACIONES

Elaborar programas de intervención  de acuerdo a los resultados obtenidos, actuando sobre los factores de riesgo que están incidiendo negativamente en la salud buco dental de los pacientes estudiados.

Reorganizar los servicios de prótesis para lograr mayor satisfacción en dicha población.

BIBLIOGRAFIA

1.-Bayarre H. D. Prevalencia y Factores de Riesgos de Discapacidad en el Anciano. Municipio Playa. (Trabajo para optar por el título de Master en Salud Pública). La Habana: Facultad de Salud Pública, 1998

2.- Hernández Castellón R. Estudio del Envejecimiento de la Población. En: Hernández Castellón R. Perspectivas y Escenarios de la Población y los recursos Humanos en Cuba y sus Implicaciones Económicas y Sociales entre el año 2000 y 2050. La Habana: CEDEM; 2000. p. 374-418.

3.-Moron Philippe. Et al. Oral health and nutritional status En: Age and aging, 2002: 463 – 468.

4.-Dr. Roisialht Ricardo, Dra. Paszuscki Leidia. La atención odontológica del anciano. E-mail: odontogeriatria@elabuelo.com.ar. Sitio: http://odontogeriatria.elabuelo.com.ar. 5-5-05  21: 05.

5.-Kalk W,  BAAT C,  Meeuwwlssen J Is. There a reed for gerodontology ? Int. Den Journal, 2002: 209 – 16.

6.- Munevar A, Rojas J, Marín D. Perfil  Epidemiológico Bucal de los Pacientes de 55 años y más que asisten a las clínicas del Boletín a la Facultad de Odontología de la U.N. durante el primer semestre del año 2000 y cual es la percepción que tienen estos pacientes sobre su propio estado de salud bucal. Rev de la Feder Odontol (Col) 2002; 61:76-80

7.- Álvarez Sínte R. Temas de Medicina General Integral En: Chiu Navarro V.Afecciones bucodentales más frecuentes .La Habana: Ciencias Médicas; 2001.p.631-6.

8.- Cuba. Ministerio de Salud Pública. Programa Nacional de Atención Estomatológica Integral a la Población.  La Habana. Editorial Ciencias Médicas. 2002.

9.- Fonseca Agudo M, Aguila Díaz J. Cuidados al Paciente Geronte. Rev. Cubana Med Gen Integr 2004; 9 (3):78-83

10.- Castro Rùz F. Informe al gobierno sobre la evaluación de las estrategias de la salud pública Cubana, Programa de Atención al Adulto Mayor. La Habana: Ministerio de Salud Pública; 1995.p. 30 – 5.

11.-  OMS. Aplicación de la Estrategia Mundial de Salud para Todos en el año 2000. Segunda Evaluación. Octavo informe sobre la situación mundial.  Análisis Mundial 1993; 1: 352 – 86.

12.- Cuba. Ministerio de Salud Pública. Dirección Nacional de  Estadísticas. Anuario Estadístico. La Habana. MINSAP. 2004.

13.- Las Transiciones Demográficas y Epidemiológicas y la Calidad de Vida objetiva en la Tercera Edad. Geroinfo. Publicación de Gerontología y Geriatría. URL Disponible en: geroinfo@infomed.sld.cu Gerontoinfo. RNDS. 2110. vol.1. No. 3.2006.

14.-  Grupo Nacional de Obstetricia y Ginecología. Manual de Diagnóstico y Tratamiento en Obstetricia y Perinatología. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2001. p. 135.

15.- Colectivo de Autores. Guías prácticas de Estomatología. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2003. p. 517.

16.- Colombia. Ministerio de Salud Pública. Estudios de Recursos Humanos para la Salud y Educación Médica en Colombia: Investigación Nacional de Morbilidad General. Bogotá: Asociación de Facultades de Medicina; 1971.

17.-  Berenguer. Gournalusses  M, Villares Pérez O, Couso Secane C, Pérez Rodríguez A. La Gerontología en el consejo popular “Los Maceos” Policlínico docente “Dr. Carlos J. Finlay”. Medisan 2000; 5(1): 20-4.

18.-   Diez Betancourt J, Alea Cordero F, García González B. Modificación de la situación de salud bucal en un consultorio de la clínica “INPE” Rev Habanera de Ciencias Médicas 2004; 9(3):86-94. URL. Disponible en: http:// www.ucmh.sld.cu/hab/artículorev9/modisb.htm citado en: 10-5-06.

19.- Velarde Almenares M, Bécquer Águila J, González Ramos R. Factores biopsicosociales y afecciones bucodentales del adulto mayor. Círculo de abuelos de la casa de cultura de Plaza. Octubre 2002 a marzo 2003. Congreso Internacional Estomatología 2005. CD-ROM. 2005.

20.-   Fernández Larrea N, Club Calderón A, Báez Dueñas R, Ramírez Rodríguez M, Prieto Díaz V. Estilos de vida. Bienestar subjetivo y salud de los ancianos. Rev. Cubana Med Gen Integr 2000; 16(1): 6-12.URL. Disponible en: http://www.bys.sld.cu/revistas/mgi/vol16-1-00/mgi02100.htm. Citado en: 19-8-06.

21.- Cuba Ministerio de Salud Pública. Dirección Nacional de Estadísticas. Anuario Estadístico. La Habana. MINSAP. 2003.

22.-López Díaz Z, Reimundo Padrón E. Salud Bucal de la población geriátrica según sus determinantes. Facultad de Estomatología de la Habana. 2002. Congreso Internacional Estomatología 2005, CD-ROM.2005.

23.-  Marín Zuluaga D. Es necesaria la Odontogeriatría. Rev Federación Odontológica Colombiana. 2000; 59(198):30-8.URL. Disponible en: http://www.encolombia.com/odontologia/foc/odont59-001-198necesario.htm. Citado en: 20-7-06.

24.- Alfonso C. Población Cubana mayor de 60 años.  Periódico Granma. 2004  septiembre 23; Consulta Medica :4.

25.-  Berenguer. Gournalusses M. La salud bucal en la tercera edad. Medisan 1999; 3(4):53-6.

26.-  Para vivir una vejez plena. 2006. URL. Disponible en http://www.saludymedicinas.com.mx/2006. Citado en: 6-4-06.

27.- Tabaco o salud. Cuida tu salud. Edición digital. La Habana. Cuba. 2006. URL. Disponible en: http://www.cuva.cu/cuida/tabaquismo.htm. Citado en 5-1-06.

28.-  31 de mayo, Día Internacional contra el tabaquismo. Salud. Cuba.2006.URL. Disponible en: http://www.vhc.cu/espanol/salud/mayo/salud31mayo.htm. Citado en: 7-6-06.

29.-   Hábito de Fumar, importante causa de enfermedades y mortalidad. DAI. Cuba. 2006. URL. Disponible en: http://www.inder.co.cu/daei/. Citado en: 2-2-06.

30.-  Alcoholismo. Cuida tu Salud. Edición digital. Habana. Cuba.2006. URL. Disponible en: http://www.cubava.cu/cuida/alcoholismo.htm/. Citado en: 16-3-06.

31.- Incremento del cáncer bucal por fuerte consumo de alcohol en el Reino Unido. 2005. URL. Disponible en: http://www.sld.cu/servicios/aldea/view.php dn = 13881. Citado en: 10-4-06.

32.-Almagro-Nievas, D, J. A. Benítez-Hita, M. A. García Aragón VM. I. López-Lorca. Incremento del índice de dientes permanentes cariados, perdidos por caries y obturados, entre escolares de Loja. España. Salud Pública2001; 43:192-6.

33.- Álvarez Sínte R. Temas de Medicina General Integral. En: Hevia González L E, Silverio García C En: Afecciones Digestivas más frecuentes. La Habana: Ciencias Médicas2001. p. 637-722.

34.-Guzmán RJ. Cambios bucales en el paciente geriátricos. Boletín informativos 2003. URL. Disponible en: http://gbsvstems.com/users/dr.guzman/index.htm/. Citado en: 20-12-05.

35.-  Pozo S. del, Cuadrado C, Moreiras O. Cambios con la edad en la ingesta dietética de personas de edad avanzadas. Departamento de nutrición, Facultad de Farmacia Universidad Complutense de Madrid. España. Nutr Bolet 2003; 18: 348-52.

36.- Berenguer Gonavnalussos M. La Salud Bucal en la tercera edad. Conferencia Clínica. 1999.  URL. Disponible en: http://www.bus.sld.cu/revistas/san/vol13-4-99/san10499.htm . Citado en: 20-12-05.

37.-  Feder L. Enfoque actual de la hipertensión arterial en el anciano. Rev Nefrol 2001;(54):11-5. URL. Disponible en: http://www.renal.org.ar/revista/54/5411.htm. Citado en: 20-2-06.

38.- Alfonso C.R. Más calidad de vida y menos complicaciones. Artículo. Periódico Trabajadores 9 de enero 2006.p.15.

39.- Espero Nápoles N, Rivacuba Noboa E, Hidalgo C, Muñoz Fernández L. La Salud Buco dental en los ancianos: etapa diagnóstica 2005. URL disponible en:  http://www.geodental.net/article7982.html .

40.-Rioboo Crespo M, Bascones A. Factores de riesgo de la enfermedad periodontal: factores genéticos. Au Periodonton Implant. 2005; 12: 69-77.

41.- Compendio de Periodoncia. Instituto Superior de Ciencias Médicas de Villa Clara. Facultad de Estomatología, Cátedra de Periodoncia 2006.

42.- Programa de actualización continúa para el médico general. Geriatría 2005.

43.-Gamboa Reyes J. R. Dolor muscular  como síntoma principal en pacientes adultos que presentan trastornos temporomandibular. [Tesis de especialidad]. Lima-Perú; 2004.

44.-Del Valle Zelenenco O, Lemus Cruz L, Fuentes Rufin L, Otero Baxter Y, Díaz Mulay J. Factores de riesgo en la aparición de lesiones en la mucosa bucal del adulto mayor portador de prótesis total. Congreso Internacional Estomatología 2005. CD ROM 2005.

45.- Espinoza I, Rojas R, Aranda W, Gamonal J. Prevalence of oral mucosal lesions in elderly in Santiago Chile. J Oral. Pathol Med 2003; 32 (10): 571-5.

46.-García López E, Roche Martínez A, Blanco Ruiz A, Rodríguez Garcías L. La ozonoterapia en el tratamiento de la estomatitis subprótesis. Rev Cubana Estomatol2003; 40(2).URL disponible en: http://www.bus.sld.cu/revistas/est/vol40203/est04203.htm . Citado en, 20-12-06.

47.-García López E, Blanco Ruíz A, Rodríguez García E, Reyes Fundora D, SotresVázquez J. Queilitis. Revisión Bibliográfica, Rev. Cubana Estomatol. 2004, 4 (2) URL Disponible en: http://bus.sld.cu/revistas/est/vol 41 204/estoo 09204.htm. Citado en: 5-1-06.

48.-Castañeda Saavedra S, Valdéz Sardiñas S, Ramos Hurtado I. Satisfacción con los Servicios en la Estomatología Integral. Rev. Medicentro Electrónica 2003; 7 (2): 2-7.

 

Archivado en General



Recibidos 1 Comentario para “Estado de salud bucal de la población geriátrica urbana de Cifuentes.2005-06.”


  1. Bnas quisiera saber si los instrumentos de medicion que utilizaron fueron previamente validados y si habria alguna forma de acceder a ellos. Gracias

Deja un comentario

Pregunta de seguridad: Cuánto es 5 + 2






Web Natureduca


Web Cultureduca


Reporteros educativos


Blog Cultureduca


Blog Natureduca


Blog Canal Tolerancia


Radioblog


Estudio de redacción


Mentes inquietas


Foros de ayuda


Foro de la Mujer


Foro Mi Musa me Inspira


Blog Mi Musa me inspira


Mi Musa en Facebookp>


Dudas


Examinador mapas


Buscador académico


Buscador de libros


Buscador de imágenes


Buscador de videos


Visualizador celeste


Visualizador espacial


Diccionarios RAE


Diccionarios multilíngüe


Traductor multilíngüe


Bibliotecas en línea


Utilidades múltiples


Directorio enlaces


Salas de CHAT


Contactar con el webmaster