Mentes Inquietas es una web no apta para mentes estáticas



Pensamiento lateral

MANUAL DE CREATIVIDAD
Obra del médico y psicólogo Edward de Bono

Uso del pensamiento lateral

 


 

uando se ha adquirido la capacidad de usar el pensamiento lateral se sabe ya exacta mente en qué ocasiones aplicarlo. En el transcurso de este libro se mantiene una clara distinción entre el pensamiento lateral y el pensamiento vertical o lógico. La razón de ello es evitar confusiones. Tiene además la ventaja de que la habilidad adquirida en el uso del pensamiento lateral no sea en detrimento del pensamiento vertical.

Cuando uno se ha familiarizado con el uso del pensamiento lateral no es preciso mantener esta división artificial. Ambas formas del pensamiento se combinan en la función multifacética del acto de pensar, no siendo necesario tener conciencia acerca de la forma en que se está usando en un momento dado. Sin embargo, incluso después de desarrollar una actitud natural hacia el pensamiento lateral, hay ocasiones en que debe recurrirse a su uso de una manera exclusiva y sistemática.

Nuevas ideas


Normalmente, no se reconoce la necesidad de concebir o aplicar nuevas ideas: sin embargo, cuando aparecen, por la razón que sea, se las acepta de buen grado. No se dirige ningún esfuerzo deliberado a su creación porque se presupone que sólo pueden surgir espontáneamente. Sin embargo, aun cuando las nuevas ideas son siempre útiles, hay ocasiones en que son especialmente necesarias. Además, existen situaciones en que se requiere un flujo constante de nuevas ideas: la investigación científica, el diseño, la arquitectura, la ingeniería, la publicidad, etcétera.

La creación deliberada de nuevas ideas es siempre difícil, y el pensamiento vertical o lógico no ayuda mucho a ello, de lo contrario surgirían con mayor profusión. Si el pensamiento lógico pudiera concebir nuevas ideas, también podría programarse su elaboración mediante ordenadores; pero normalmente lo único que se puede hacer es esperar que casual y espontáneamente surja una nueva idea. En cambio, el pensamiento lateral ofrece técnicas específicas para el desarrollo de la creatividad.

A menudo el concepto de nuevas ideas se asocia a las invenciones tecnológicas, ya que sin duda se trata de la forma más evidente de creatividad. Sin embargo, las ideas nuevas son propias de otros campos, desde la publicidad a la arquitectura, desde el arte a la matemática, desde las prácticas culinarias al deporte. Las nuevas ideas no se limitan a la concepción de nuevos ingenios tecnológicos; comprenden también nuevas formas de hacer algo, nuevas formas de organización, de presentación, etc. La demanda de nuevas ideas no es sólo una tendencia general, es también un imperativo específico.

Solución de problemas


Los problemas prácticos y profesionales obligan a la búsqueda de soluciones, ya que no suelen plantearse en forma específica, como en los cuadernos de matemática, ni requerir el uso de papel y lápiz, como muchos de los que presentamos aquí. Quizá se podría definir un problema como la diferencia entre lo que se tiene v lo que se quiere tener.

A efectos de su solución por el pensamiento lateral podemos catalogar los problemas en tres tipos:

  • El primer tipo requiere para su solución más información, o bien técnicas más eficaces de manejo de la información.

  • El segundo tipo no requiere información adicional, sino una reordenación de la información disponible, es decir, una reestructuración perspicaz.

  • El tercer tipo es menos definido. El problema consiste precisamente en la ausencia de problema. La situación en su forma actual es lo bastante adecuada como para no exigir de forma imperativa una optimización. es decir, sus cualidades moderadas actuales bloquean la visión de sus cualidades óptimas posibles. No se puede dar a la situación un enfoque determinado porque se ignora qué aspectos pueden mejorarse. La cuestión consiste en apercibirse de que hay un problema. reconocer la posibilidad de perfeccionamiento y definir esta posibilidad como un problema concreto.

El primer tipo de problemas puede solucionarse a través del pensamiento vertical. El segundo y tercero requieren las técnicas del pensamiento lateral.

Proceso selectivo de la percepción


El pensamiento lógico y la matemática son técnicas propias de la segunda fase del proceso de la información. Su uso requiere una fase anterior, en la que la información es ordenada por la selección de percepción en modelos primarios eficazmente manipulados luego por las técnicas de la segunda fase. Es esta selección de la percepción el factor que determina el contenido de cada modelo primario.

La selección perceptiva es una faceta de comportamiento de la mente en tanto que elaboradora de modelos.

En vez de aceptar los modelos elaborados por la selección de percepción y pasar a analizar su proceso lógico o matemático, es posible realizar un examen sistemático de estos modelos primarios mediante el pensamiento lateral.

Revaloración periódica


La revaloración periódica significa considerar nueva-mente cuestiones aceptadas con carácter permanente, es decir, prescindir de conceptos inmutables, de supuestos lógicos. No se trata de efectuar una nueva valoración de algo porque se dude de su solidez o actualidad: se efectúa aun cuando no exista necesidad aparente de examinar su solidez v corrección.

Esta revaloración es un procedimiento puramente rutinario, sin justificación concreta. Se de-sea simplemente observar las cosas de un modo diferente, para luego comprobar si las nuevas ideas, la nueva visión de una situación dada, representan un perfeccionamiento del concepto establecido como bueno.

Prevención contra divisiones y polarizaciones artificiales


Quizás el uso más efectivo del pensamiento lateral no resida en su aplicación deliberada a problemas y situaciones concretas, sino en su uso como actitud mental, como proceder cotidiano. La adopción de esta actitud evita el que surjan problemas como simple resultado de una excesiva división y polarización de las ideas y conocimientos. Esta actitud no niega la efectividad del pensamiento lógico ni menoscaba su eficacia: sencillamente, contrarresta su rigidez y la falsa seguridad de que es suficiente un encadenamiento lógico de las ideas para llegar a la mejor solución.

Técnicas


En los apartados anteriores se ha descrito la naturaleza y uso del pensamiento lateral. Sin embargo, aun cuando se haya explicado en qué consiste el pensamiento lateral y se reconozca su utilidad práctica, ello no basta para poderlo utilizar con soltura. Además, al cabo de cierto tiempo el recuerdo de lo que se ha leído tiende a perder su precisión y deja de tener influencia en la vida cotidiana.

Es indispensable adquirir algunas técnicas que faciliten la aplicación del pensamiento lateral a situaciones y problemas concretos, desarrollando así gradualmente la habilidad y la costumbre en su uso. Para el desarrollo de esa habilidad se incluyen ejercicios específicos que facilitarán la comprensión de las técnicas e ilustrarán su aplicación. Con estos ejercicios se puede adquirir cierta práctica inicial. la cual puede luego completarse utilizándola con problemas reales. Algunas de las técnicas tienen cierta semejanza con los procedimientos lógicos y analíticos corrientes, pero difieren fundamentalmente en sus objetivos y mecanismos de acción.

Tras esas técnicas se hallan principios más amplios, pero no es indispensable prestar excesiva importancia a dichos principios: no se trata de extraer conceptos teóricos, sino de usar unas técnicas eminentemente prácticas. La función de los principios es principalmente explicativa, y tiene como fin conferir cierta cohesión a la introducción de las técnicas.

El principal objetivo de las técnicas del pensamiento lateral es desarrollar una costumbre que paulatinamente se transforme en una actitud lateral consecuente: cuando esta actitud se haya establecido, puede prescindirse en general del uso deliberado de las técnicas.

La exposición de cada técnica se divide en dos partes; en la primera se describe la naturaleza y finalidad de la técnica en cuestión, y en la segunda se ilustra su uso con ejercicios específicos destinados a las escuelas y las universidades. y a su aprendizaje en el hogar. Los ejercicios tienen simplemente un carácter ilustrativo, con el fin de que el maestro pueda preparar otros similares. La obtención de temas y de material auxiliar para dichos ejercicios se explicó en el apartado «Materiales», al principio de la obra.

 

Sugerencias:

 



 

Asociación Española para la Cultura, el Arte y la Educación (ASOCAE O.N.G.D.) - ww.asocae.org - RNA 592727 - CIF.: G70195805 ¦ © Obra bajo licencia Creative Commons ¦ Aviso legal ¦ Quiénes somos ¦ Contacto ¦ Bibliografía ¦ Política de privacidad